Larry Page, con un algoritmo cambió el mundo

Home \ De Economia \ Larry Page, con un algoritmo cambió el mundo

E.A.

El cofundador de Google retoma las riendas del buscador diez años después de confiar el futuro del grupo a un gestor.

Larry Page (Michigan, EEUU, 1973) fundó Google junto a Sergey Brin en septiembre de 1998. Hijo de un profesor de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial de la Universidad de Michigan, pronto heredó la pasión de su padre por la informática. Obtuvo su doctorado en Ciencias Informáticas en la universidad californiana de Stanford, situada en pleno Silicon Valley, cuna mundial de la innovación tecnológica.

Allí conoció a Brin, un brillante matemático. Se dice que, en un principio, Page y Brin no hicieron buenas migas. Page tenía la ambición de crear su propio negocio, al igual que muchos otros jóvenes de Stanford. Brin, por su parte, soñaba con crear algoritmos matemáticos nunca vistos. En una entrevista con la revista Fortune, Page reconoció hace varios años que, durante la primera etapa de Google, ambos eran conscientes de que el riesgo de fracaso era muy elevado. “La razón por la que nos aventuramos a crear Google fue que Stanford nos animó, nos dijo: si no tienen éxito, vuelvan y terminen sus doctorados”, afirmó.

No fue necesario. En 2000, Google creó Adwords, una plataforma tecnológica que gestionaba la publicidad en torno al buscador de una manera nunca vista. Los anunciantes decidirían qué precio estarían dispuestos a pagar por que su marca se asociara a determinadas búsquedas. Era el momento de contratar un auténtico gestor.

… Y llegó Schmidt

Como describe Jeff Jarvis en el libro Y Google, ¿cómo lo haría?, fueron los fondos inversores quienes impusieron a los dos socios fundadores la elección de un consejero delegado, en 2001. Un gestor que fuera capaz de convertir el buscador de Internet en un gigante que pronto llegaría a dominar el 90% de la inversión en publicidad web en todo el mundo.

Tras varias propuestas fallidas, se concertó una entrevista con Eric Schmidt, por aquel entonces, director general de la tecnológica estadounidense Novell. Page y Brin iniciaron la reunión con una crítica directa a la gestión que Schmidt estaba llevando a cabo en Novell, que dio paso a un feroz debate en el que ninguna de las dos partes daba su brazo a torcer. Al salir de la entrevista, tanto Schmidt como los dos googlers quedaron contentos: había sido un debate de lo más interesante.

Ahora, diez años después, Page retoma las riendas de la compañía que fundó. Con una década más de experiencia a sus espaldas, la obsesión de Page se cierne ahora sobre la búsqueda de un modelo energético más eficiente. Page también ha realizado ya los primeros cambios a nivel ejecutivo. Pero el discurso general de Google permanecerá intacto. Continúa, por ejemplo, el cruce de acusaciones con Microsoft.

También permanece –siempre bajo las limitaciones de una empresa de 23.000 empleados–, parte del espíritu que rodeaba a Google en sus primeros años. Una filosofía apoyada en una fe casi ciega en las posibilidades de la tecnología y en el deseo de reinventar el mundo.

A propuesta de los propios Page y Brin se creó, a tal fin, el ya célebre Proyecto 20%, por el que los trabajadores de la compañía pueden dedicar una quinta parte de su tiempo a proyectos diferentes a su trabajo diario. De esta iniciativa han surgido ideas como la digitalización de los museos en www.googleartprojet.com, y muchas de las mejoras introducidas en servicios como Google Maps y Google Earth.

Expansión.com

ABOUT THE AUTHOR: Blincacequias

RELATED POSTS

A %d blogueros les gusta esto: