Angela’s Eyes

Home \ De Economia \ Angela’s Eyes

Fue una serie USA de TV, breve muy breve, cuyo primer episodio fue emitido en Julio del 2006. Iba de una investigadora de nombre Angela. No, no vamos a hablar de esa serie, ni de aquella investigadora, pero sí de otra Angela.

Ya tiene nombre: ‘El efecto Angela’: la creencia de que cualquier profesional técnico tiene un empleo en Alemania que le está esperando. Por favor, por favor. De entrada no olvidemos las causas de este recientísimo crecimiento económico alemán ni, tampoco, las componendas que han influido en que su tasa de paro sea tan baja. A partir de aquí, lo que hará la economía alemana será seleccionar, máxime teniendo en cuenta que en Europa, cuando se quiere, no hay fronteras.

Lo que sucederá es algo parecido a esto. La compañía alemana XXXXXXXX GmbH, sólida, potente, una muy buena empresa, pondrá en fila a los tropecientos ingenieras/os españolas/es y de otras nacionalidades que hayan seleccionado de los tropecientos-al-cuadrado currículums que haya recibido, y se quedará con las/los mejores, incluso es posible que alguna/o de las/los nuevas/os desplace a alguna/ún de las/los ingenieras/os autóctonas/os.

Es decir, de entrada, y por las especiales circunstancias que se han dado entre finales del 2009 y el 2010 en el planeta, Alemania necesita factor trabajo especializado que reúna unas especiales características (estoy convencido que XXXXXXXXGmbH no busca específicamente ingenieros españoles), y los está buscando, y los va a encontrar, y se va a quedar a los mejores, y luego, cuando, pienso, dentro de muy poco se acabe este Verano, de entrada tendrán a los mejores de entre los buenos, otra cosa es que con ellos puedan hacer algo.

Mi sugerencia: si una chica o un chico ha finalizado hace un par de años, o tres, unos estudios técnicos, tiene experiencia práctica,  es decir, ha trabajado la mayoría de ese tiempo, y, mejor aún, está trabajando, pero aspira a más, sabe inglés, y alemán (por este orden), y tiene inquietudes, que sopese formular una solicitud, y, si le llaman, bote. Se equivocan de medio a medio quienes piensen que esta proclama alemana está dirigida a absorber desempleo en España.

El proyecto de Pacto por la Competitividad, hoy Pacto del Euro, presentado por el tándem Merkel-Sarko (¿Recuerdan la Cumbre de Deauville?) incluye una referencia al reconocimiento de las titulaciones a nivel europeo: va en la línea de lo dicho (y el Plan Bolonia es eso, pero, ¿qué sucede con las titulaciones anteriores?). En el fondo no es más que aumentar la oferta de trabajo en todos los miembros de la UE al formar parte de esa oferta de trabajo todas las tituladas europeas y todos los titulados europeos.

Y sí, evidentemente: esto puede suponer que se vayan los mejores; pero cuando se producen migraciones suele ser así, ¿no?.

(Los jóvenes de hoy: supervivientes natos. Hace unos días, en clase, una alumna (22). ‘España es lo que es y puede hacer lo que puede hacer, y son pocas cosas; el turismo barato es una de ellas; pues bien, que España se especialice en turismo barato, pero de verdad, y sí: con todas sus consecuencias: España tiene que capturar la mayor cantidad de turismo barato europeo que sea posible; y no: no es algo que sea bonito, pero es eso, o nada’. Esto sucedió antes de que se conociesen los maravillosos datos turísticos de la Semana Santa (vacaciones de Pascua, se la conoce a hora), claro que cada turista que viene gasta cada vez menos, y nadie (que yo sepa) contabiliza los costes que generan esos turistas que vienen y las molestias que ocasionan. Los jóvenes: se les puede acusar de muchas cosas, pero de falta de hiperrealismo no).

(Mañana sale la EPA. Ahora la cosa va por si se habrán alcanzado los cinco millones de desempleados, o no. (La Sra. Salgado dice que no, pero ya dijo el Sr. Corbacho que no se alcanzarían los cuatro; el principal partido de la oposición no dice nada). Al margen de esa cifra, pienso que se está realizando (cada día más) una lectura sesgada de la realidad de las cifras del desempleo.

La gran mayoría de análisis y previsiones apuntan a cuándo se volverá alcanzar aquella ‘mítica’ tasa de paro del 7,8% del tercer trimestre del 2007 (tasa, la calidad del empleo la dejamos al margen) cuando, pienso, no se tiene en cuenta lo principal: ¿cómo se alcanzó esa tasa de desempleo?.

En España se dieron una condiciones especialísimas y particularísimas debido a que el mundo iba de una determinada manera y a que sucedían cosas específicas; además, en España se daban unas circunstancias muy, muy concretas. Pues bien, para que en España la tasa de desempleo volviera a ser aquella tendrían que volver a darse, en el planeta y en España, aquellas condiciones y circunstancias, lo que no sucederá debido a que fueron propias de un momento evolutivo irrepetible, como todos en la Historia.

Además, en España se da un problema adicional del que no se habla: su tasa de actividad era y es reducida en comparación con otros países, por lo que si la población activa aumenta -cosa que sería lógica: a medida que más difícil sea encontrar un empleo y/o más se enquiste el desempleo, más miembros de la unidad familiar se unirán a la búsqueda de un trabajo aunque sea precario-, más lo hará el desempleo.

¿Soluciones para que se reduzca de verdad la tasa de paro?, pocas: un cambio radical en modelo productivo de modo que la economía española produzca bienes y servicios que se vendan como churros y cuya manufactura absorba muchísima población activa, y una disminución en vertical de la población activa y el no-aumento de la susceptible de ser activa. No me pregunten cómo se hace algo así: algo así se hace, pero no se explica cómo. Alguna idea debe tener el Gobierno porque apunta a que la recuperación española vaya por las exportaciones y por fabricar maquinaria que fabrique lo que se exporte, pero yo no lo veo ya que todo el mundo en todas partes está endeudado hasta las pestañas y/o existe una capacidad productiva excedentaria de película.

Lo que yo pienso ya lo saben. Cuando quien sea diga que la crisis se ha acabado lo que veremos será una situación estabilizada y un desempleo estructural muy elevado o elevadísimo (en España, pienso, no menor del 15%) e inabsorbible porque para entonces el modelo será otro y la optimización y la eficiencia están reñidas con el empleo masivo de bajo valor. Claro que siempre se pueden cambiar las definiciones de lo que sea y entonces las tasas pasan a ser otras. Es lo de aquel diálogo de los Marx Brothers: si en la casa de al lado hay un tesoro pero al lado no existe ninguna casa, pues se construye una).

Santiago Niño-Becerra. Catedrático de Estructura Económica. Facultad de Economía IQS. Universidad Ramon Llull.

lacartadelabolsa.com

ABOUT THE AUTHOR: Blincacequias

RELATED POSTS

A %d blogueros les gusta esto: