Barça-Manchester: a por la gloria económica

Home \ De Economia \ Barça-Manchester: a por la gloria económica

R.C./M.M.A/G. C.

Los dos equipos han pugnado por hacerse con su cuarta Liga de Campeones y por ver quién practica el mejor fútbol de Europa, una lucha en la que se ha impuesto el FC Barcelona. En el plano financiero, ambos demuestran tener problemas para ser un club solvente.

Las trayectorias del FC Barcelona y el Manchester United han discurrido por caminos paralelos durante los últimos años: éxitos deportivos a nivel nacional e internacional, fuerte alza de los ingresos e incremento de su notoriedad de marca en países emergentes, como China, y otros mercados más consolidados como Estados Unidos. ¿Garantía de viabilidad económica? A tenor de las cuentas de ambos clubes, no lo parece.

La buena temporada del equipo inglés (campeón de la Premier League) puede suponer un alivio momentáneo para la economía del club, pero no resuelve su delicada situación financiera. El club arrastra una elevada deuda desde su adquisición por la familia estadounidense Glazer.

Equipos endeudados

Los 510 millones de libras (586 millones de euros) en bonos con los que los Glazer refinanciaron esa operación suponen un coste anual superior al 8%. El pago de estos intereses, junto a los elevados salarios de sus jugadores, se comen buena parte de los más de 300 millones de libras que el Manchester United facturará esta temporada, un 4,9% más que el año anterior. En el caso del Barça, los compromisos pendientes suman 430,7 millones de euros, un 65% más que hace cinco años. Uno de los retos de la nueva junta directiva es reducir esta deuda, que consideran desmedida, y que podría frenar algunos fichajes.

El club azulgrana ha intentado recortar el gasto lo máximo posible, pero se ha encontrado con una partida muy difícil de reducir si se quiere mantener el nivel de competitividad de la actual plantilla: las nóminas. Deloitte establece que lo óptimo es que los costes salariales tan sólo supongan el 55% de los ingresos. En el caso del Barça, este porcentaje asciende al 77%.

La entidad que preside Sandro Rosell prevé cerrar la temporada con una facturación de 402,2 millones de euros, cifra que podría elevarse hasta los 430 millones gracias al acuerdo de patrocinio firmado con Qatar Foundation (165 millones en cinco años) y la buena trayectoria del equipo en la Champions League. Esta competición aportará unos ingresos de cincuenta millones de euros aproximadamente a ambos clubes, entre pagos por victorias y derechos televisivos.

A diferencia del Barça, que cerrará con pérdidas de 15 millones de euros este año, la buena marcha permitirá a los red devils obtener beneficios, tras unos números rojos de 83,6 millones de libras la temporada anterior. Según un estudio de Mastercard, el equipo que gane hoy obtendrá un impacto económico extra de 126 millones de euros, mientras que el finalista ganará 73 millones.

El Manchester United también debe buena parte de sus ingresos al acuerdo de patrocinio firmado con la aseguradora Aon (80 millones de libras en cuatro años), que sustituye a AIG.

El club del norte de Inglaterra asegura «seguir buscando oportunidades en Reino Unido y fuera del país para explotar la marca». La combinación de éxitos deportivos y acciones de márketing a nivel mundial ha situado a ambos clubes en los primeros puestos del ránking mundial que elabora Deloitte cada año, tan sólo superados por el Real Madrid, con unos ingresos anuales de 438,6 millones de euros.

Lo cierto es que, según un analista consultado por EXPANSIÓN, el club británico no encabeza esta clasificación por la debilidad de la libra esterlina frente al euro. Con el cambio actual (una libra vale 1,15 euros aproximadamente), este año, la facturación del club británico superará ligeramente los 350 millones de euros. Sin embargo, hasta hace tres años, el valor de la moneda británica rondaba los 1,5 euros. Con ese tipo de cambio, la facturación del Manchester alcanzaría los 450 millones, que colocarían al club en el primer lugar del ránking.

Lluvia de millones

Según un estudio de MasterCard, la ciudad de Londres puede haber ganado 52 millones de euros por la organización de la final de la Champions League.

Unas 110.000 personas han acudido a la capital británica, algunos sin entrada, y gastarán en transporte, alojamiento, comida y bebida.

La ocupación en los hoteles de Londres durante este fin de semana supera el 95%, según estimaciones del sector.

Mastercard calcula que el beneficio económico total de la final asciende a 369 millones de euros, repartido entre los clubes, Londres y el conjunto de Europa.

ABOUT THE AUTHOR: Blincacequias

RELATED POSTS

A %d blogueros les gusta esto: