Horizonte alcista para el petróleo

Home \ De Economia \ Horizonte alcista para el petróleo

Pedro Calvo.

Los grandes de la banca de inversión han hecho causa común. Goldman Sachs, Morgan Stanley y J.P. Morgan, todos a una, han coincidido esta semana al predecir un futuro alcista para el crudo en los próximos meses. ¿Los motivos? Dos, fundamentalmente: la prolongación del conflicto bélico en Libia y el afianzamiento de la recuperación económica.

A mediados de abril, el petróleo estaba desatado. Con la recuperación económica como aliada y las revueltas árabes añadiendo fuerza a su escalada, el crudo parecía decidido a reconquistar los históricos terrenos que pisó en julio de 2008. En ese momento, el barril Brent, de referencia en Europa, rozó por vez primera los 150 dólares. Esta vez aún no se atrevía a tanto, pero había viajado de los 100 a los 127 dólares en apenas tres meses, una velocidad que rememoraba a la vista casi tres años antes.

Pero llegó Goldman Sachs. Y el 12 de abril envió un mensaje contundente a sus clientes: hay que vender petróleo. En opinión del banco de inversión, esos precios no se correspondían con la realidad del mercado y una corrección aguardaba a corto plazo.

Esa declaración frenó la hasta entonces imparable marcha alcista del crudo. Ese mismo día, el Brent cedió un 2,5 por ciento, hasta los 121 dólares. No se detuvo ahí la cosa. A las palabras de Goldman le sucedieron otros acontecimientos. La creciente amenaza de una reestructuración de la deuda de Grecia, las dudas sobre la recuperación económica estadounidense y los esfuerzos de los principales países emergentes, como China o India, por contener su crecimiento y su inflación mediante subidas de los tipos de interés dieron la razón a Goldman: la corrección del crudo estaba en marcha. Y alcanzó su máxima expresión en la primera semana de mayo. El Brent cayó un 13,3 por ciento, hasta los 109,3 dólares, en su mayor retroceso semanal desde 2008. Y el West Texas Intermediate (WTI), de referencia en EEUU, descendió un 14,7 por ciento, hasta los 97,2 dólares.

Potencial del 13%

En apenas un mes, el optimismo del crudo se tornó en pesimismo. Hasta que, de nuevo, Goldman ha vuelto a escena. Lo hizo la semana pasada y, esta vez, con un enfoque muy distinto, puesto que recobró la fe en el petróleo. Las nuevas previsiones de la entidad sitúan al Brent en los 115 dólares dentro de tres meses, en los 120 dólares en seis meses y en los 130 dólares dentro de un año. Teniendo en cuenta que ya se mueve en el nivel de los 115 dólares, de aquí a 12 meses le concede un potencial alcista del 13 por ciento. “Es sólo una cuestión de tiempo antes de que los inventarios y la capacidad extra de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se agoten, requiriendo precios mayores del petróleo para restringir la demanda y mantenerla en línea con los suministros existentes”, sostienen los analistas de Goldman. “Esperamos que la continua pérdida de producción en Libia y una decepcionante producción de los países que no pertenecen a la OPEP sigan tensando al mercado a niveles críticamente ajustados a comienzos del 2012″, agregan.

Pero Goldman no es la única firma que cree que el horizonte del crudo es alcista. Es más, los grandes de la banca de inversión han hecho causa común esta semana. Morgan Stanley también ha revisado sus previsiones sobre el Brent. Las ha elevado hasta los 120 dólares en 2011 y hasta los 130 en 2012. Y como no hay dos sin tres, J.P. Morgan también vislumbra tiempos alcistas para el petróleo. En declaraciones a elEconomista, su experto en materias primas, Dan Strumpf, aseguró que “existe completa evidencia de que la economía mundial se recuperará de la reciente debilidad que ha provocado la caída en el precio de las commodities durante las últimas semanas”. Desde su punto de vista, “el Brent alcanzará los 130 dólares y el WTI llegará a los 118 dólares probablemente en el tercer trimestre del año”.

¿Coincidencia sospechosa?

La sincronizada revisión de los bancos ha levantado ampollas. Uno de los históricos analistas de Oppenheimer, Fadel Gheit, declaró a Bloomberg que es “una vergüenza para el gobierno que permita a Goldman y Morgan Stanley salirse con la suya”, en referencia a la posible manipulación de los precios del crudo. Desde su punto de vista, el movimiento de estos bancos se trata de una estrategia diseñada por ellos, ya que tanto Goldman como Morgan Stanley “pueden inventar razones suficientes por las que los precios del petróleo alcanzarán los 130 ó 150 dólares”. Al fin y al cabo, “la historia ha demostrado que son capaces de mover los mercados”.

ABOUT THE AUTHOR: Blincacequias

RELATED POSTS

A %d blogueros les gusta esto: