Nueve razones por las que España es diferente

Home \ De Economia \ Nueve razones por las que España es diferente

Carlos Montero.

En una reciente nota de investigación titulada “9 razones por las que España es diferente”, Klaus Baader, economista de Societe Generale, ha argumentado porque España no debería verse arrastrada por las crisis de deuda en Grecia, Irlanda o Portugal. Aunque las afirmaciones que hace este analista son sólidas, están sujetas a matizaciones y críticas igual de sólidas. En este sentido, hay que destacar la crítica a este informe del famoso macroeconomista afincado en Barcelona, Edward Hugh, que traeremos a estas páginas en días posteriores.

9 razones por las que España es diferente

– Razón número 1: La deuda del sector público es baja y permanecerá baja.

“El ratio de deuda del sector público respecto a su PIB fue del 60,1% en 2010. Un tercio por debajo de la media de la zona euro. Excluyendo los costos potenciales del rescate bancario, y también los ingresos por privatizaciones, el máximo de deuda esperado sería del 70’”

– Razón número 2: La reducción del déficit del sector público está en marcha.

“A diferencia de Grecia, Irlanda y Portugal, los objetivos de consolidación fiscal han sido alcanzados en 2010, y están en camino en 2011, incluso teniendo en cuenta algunos déficits de algunas Comunidades Autónomas. Esto significa que el nivel de referencia del 3% tiene todas las posibilidades de cumplirse en el año 2014”.

– Razón número 3: Los problemas del sector bancario son manejables.

“No hay duda de que el sector bancario español, en especial las cajas de ahorro, tienen problemas. Pero incluso las predicciones más apocalípticas, fijan la cantidad de pérdidas potenciales en 200.000 millones de euros, lo que es un 20% del PIB. Nuestro análisis sugiere que esto conduciría a nuevas ampliaciones de capita por valor de entre 60.000-70.000 millones de euros, equivalente al 6% del PIB”.

– Razón número 4: La cuenta corriente está bajo control.

“España tenía un problema de cuenta corriente en el período 2004-2009, con un déficit que alcanzó el 10% del PIB en 2007. Pero en 2010, el déficit se había reducido al 4,5%, y es probable nuevos descensos mientras que la demanda doméstica siga siendo débil, al menos hasta el final de 2012, y mejore la competitividad exterior, tanto en el sector manufacturero, como en el de servicios”.

– Razón número 5: La competitividad no es tan mala como muchos piensan, y mejorará.

“Uno, Alemania es el punto de referencia –que claramente no era competitiva en 2000, debido a la unificación. La diferencia con el agregado de la zona euro es menor al 10%. Dos, el coste laboral unitario (CLU) español fue impulsado en parte por el alza del CLU del sector de la construcción, que tiene poco que ver con la competitividad de las exportaciones. En cualquier caso, si España hubiera perdido realmente tanta competitividad, sería poco probable que las exportaciones se hubieran comportado tan exitosamente como lo hicieron desde 2005 a 2010. Las exportaciones españolas se elevaron un poco más que las alemanas en ese periodo (21,0% frente 20,9%). Y la mano de obra en España es barata, de acuerdo a los datos del Eurostat. El nivel medio salarial en España está un 25% por debajo de la media europea”.

– Razón número 6: Medidas competitivas están en marcha.

“El crecimiento de los salarios en España se ha desacelerado fuertemente, y ahora está funcionando por debajo de las tasas medias de la zona euro (y de Alemania)”

– Razón número 7: Gran parte de la debilidad económica refleja un proceso de reequilibrio.

“El débil crecimiento de la demanda interna no es tanto una señal de que la economía no es competitiva, sino que refleja una condición necesaria de sano reequilibrio. Esto es especialmente notable en el sector construcción, que debe reducirse desde un nivel insostenible. La participación de la inversión total de la construcción en el PIB nacional ha descendido de un máximo del 18% a un 12% en sólo tres años. Por lo tanto, la mayor parte del ajuste ya ha tenido lugar”.

– Razón número 8: La deuda del sector privado es alta, pero está corrigiendo

“La deuda de los hogares españoles es alta, en el 120% de la renta disponible (lo mismo que el Reino Unido, y por debajo de los Países Bajos, Irlanda o Suecia, pero por encima de la media de la zona euro del 82%). Sin embargo, el proceso de desapalancamiento de los hogares ha comenzado: la tasa de ahorro de los hogares pasó del 10,3% de la renta disponible en 2007, al 17,7% en 2009 (desde entonces ha disminuido de nuevo al 13,0%)”.

– Razón número 9: España no está siendo aplastada por las tasas de tipos de interés del mercado.

“A diferencia de Grecia, Irlanda y Portugal, España no está siendo aplastada por insostenibles costes de refinanciación de la deuda del sector público”.

Estas son las nuevas razones que da SG para afirmar que la situación económica de España es diferente, y todas ellas son válidas. Pero como señalábamos anteriormente, también son sujetas a críticas, lo cual haremos en artículos posteriores.

ABOUT THE AUTHOR: Blincacequias

RELATED POSTS

A %d blogueros les gusta esto: