CHIPRE: ¿Podría pasar lo mismo en España?

Home \ De Economia \ CHIPRE: ¿Podría pasar lo mismo en España?

Antes de nada, lectura imprescindible de este artículo de kike vázquez hace dos meses en el Confidencial, para el que no lo haya leído.

La primera pregunta: por qué y en qué consiste la quiebra de Chipre.
A diferencia de España, el rescate chipriota está centrado en la banca. Según Moodys, los activos de la banca chipriota ronda el 650% del PIB, y sumando la banca extranjera, el 925% del PIB. Ese ratio en España significaría que la banca española tiene un activo de unos 10 billones de euros, lo cual nos da una idea de la desproporción existente y del absurdo de comparar Chipre con España.

La quiebra de Chipre es un secreto a voces desde hace al menos dos años, incluso más (un informe del FMI alertó del riesgo en 2009). El artículo de kike vázquez en el confidencial es del 14 de enero (hace 2 meses). Si yo fuera chipriota y hubiera tenido la suerte de leer ese artículo, habría sacado todo mi dinero del banco al leer ese artículo. Pero hay más: los artículos del Financial Times que menciona en el artículo, tienen DOS AÑOS de antigüedad. Lo que es increíble es que CLARAMENTE han esperado a las elecciones para intervenir. El rescate está solicitado a la troika desde este verano. El préstamo de Rusia permitió ganar un poco de tiempo, sin más. Obviamente nunca sabremos los trapos sucios, influencias y luchas de poder que hay, pero… ¿acaso eso es una novedad? Además, ¿qué podemos esperar de una reunión de mafiosos? Centrémonos en el tema.

La quiebra de la banca de Chipre es consecuencia directa de la crisis y la quita Griega. Ironías de la historia, los greco-chipriotas celebraron ayer el día de la independencia de Grecia, que también es festivo en Chipre. Eso nos da idea de la relación estrecha entre un país y otro. La enorme exposición de la banca chipriota al país heleno es la causa directa y mortal de la quiebra de su banca. El problema es que la banca es tan gigantesca en comparación con el PIB del país, que el Estado chipriota no puede ni plantearse rescatar a su banca. Es como si Bankia tuviera un agujero de 1.000.000 millones (un Billón) en vez de los 20.000 millones aportados. En proporción respecto al Estado, el agujero de la banca de Chipre es descomunal, pero afortunadamente, Chipre es un país minúsculo, que representa un 0,2% del PIB de la UE. Algo así como lo que representa Soria para España.

Los 10.000 millones del rescate que pone la troika son asumibles, y también lo serían los 15.800. El problema ético de rescatar con fondos europeos a los oligarcas rusos es la clave. En cualquier caso será injusto: a estas alturas cualquier solución es injusta. La forma de tomar la decisión ha sido muy torpe, y a estas alturas de la crisis uno esperaría que los burócratas de Bruselas fueran más hábiles. Pero la decisión final me parece buena: una quita de depósitos por encima de 100.000€ garantiza que los pobres no pagarán. Ojo porque 100.000€ en alemania no son lo mismo que 100.000€ en Chipre.

El futuro de Chipre.
Chipre vive del turismo y de la banca (paraíso fiscal, blanqueo de capitales, etc). Ahora deberá pensar de qué vivir. ¿Volver a la agricultura? Difícil. ¿Turismo? Seguramente. Lo que ya no será posible es que Chipre sea un paraíso fiscal que viva de la banca. Eso ha multiplicado su nivel de vida en los últimos 30 años, y ahora retrocederá al menos 10, igual que Grecia. Como dijo ayer Juan Ignacio Crespo, Chipre debe ahora pensar cuál va a ser su modelo productivo… sea el que sea. No lo tiene fácil, pero aún con todo, aunque suene a demagogia, seguramente se vive mejor en Chipre que en la mayoría de los países africanos, no lo olvidemos. Eso no excluye que habrá injusticias y sufrimiento en Chipre, y no quiero caer en una simplificación injusta. Pero hay que situar las cosas en un contexto.

Por lo visto, los recursos naturales de Chipre ( reservas de Gas Natural descubiertas en 2011) serán también una fuente de ingresos a tener en cuenta, y se plantea indemnizar a los depositantes con bonos de futuros ingresos sobre el Gas Natural. Ya veremos en qué queda, pero esa riqueza está ahí. Uno de esos “cisnes blancos” que podría cambiar la historia…

Quizá esos recursos sean la clave. Porque al final, un préstamo de 10.000 millones al Estado, en un país cuyo PIB es de 17.700 millones, supone incrementar DE GOLPE, la deuda del país en 56 puntos de PIB: INSOSTENIBLE. Bajo ese punto de vista, parece difícil que Chipre pueda evitar la salida del euro u otra solución drástica, porque no veo cómo el Estado podrá devolver ese préstamo, a la espera de más detalles. Subirán los impuestos (el de Sociedades pasaría del 10 al 12,5%… lo cual parece ridículo) y reducirán gastos, pero ya sabemos que la austeridad no permite devolver deudas.

Y España, ¿es comparable?
España tiene poca industria comparado con Europa, pero muchísima comparado con Chipre. No es comparable. Chipre era un país que vivía de la agricultura hace 30 años. En el peor de los casos, si España volviera a la España de los años 80 seguiría siendo mucho más productiva que Chipre.

Si a España le prestaran 100.000 millones a un tipo del 1%, se acababan los problemas al menos durante 10 años. 100.000 millones es un 10% del PIB español, a comparar con los 10.000 millones que suponen un 56% del PIB Chipriota. Esas magnitudes son las que explican, junto con el tema de los rusos y el paraíso fiscal, que la solución al rescate incluya una quita sobre los depósitos.

El tamaño de los depósitos bancarios en Chipre era igual al 900% de su PIB, la mayoría capital extranjero hacia el que va dirigido la quita. Es decir, capital de mafias y ricos que acudieron al “paraíso fiscal”.

Bankia era la cuarta entidad bancaria del país, detrás de Santander, BBVA y Caixabank. Los dos primeros son más o menos sólidos gracias a su tamaño internacional, y algo parecido le ocurre a Caixabank. Dicho de otra manera, el pufo de Bankia es el de mayor tamaño. Si pudiéramos tener alguno más, será inferior. Hemos “sanado” al más enfermo, el mayor. No sabemos si el mercado inmobiliario seguirá cayendo, si la banca ha provisionado toda la realidad, etc, pero al menos hemos atacado el saneamiento de uno de los grandes.

Lo que quiero decir con eso es que ahora ya no existe la posibilidad de que España tenga un problema bancario ni siquiera de lejos parecido al de Chipre. España tiene un problema bancario, y sobre todo tiene un problema del Estado (deuda y financiación). Un rescate de España no tendría la misma naturaleza ni repercusión que el de Chipre, ni económica ni moralmente. Quiero pensar que la UE ha exigido esa quita por lógica y por moral: no podía rescatar a las mafias y otros capitales extranjeros.

Conclusión.
Una vez más, entramos en el terreno de la psicología colectiva. El miedo a que se pueda generalizar esa forma de “rescatar” a un país se apodera irracionalmente de la gente. No tenemos en cuenta el enorme condicionante moral de Chipre, ni el tamaño relativo con España u otros países de la UE. La mediocridad (por no decir algo peor) de los gobernantes no ayuda, y la pésima información de los medios (públicos y privados) no ayuda a que el ciudadano comprenda qué está pasando. Es una pena.

Mi opinión es que los temores son infundados. Si Grecia era pequeña, Chipre lo es aún más. Una “quita” de los depósitos bancarios en España me parece imposible. Lo que España necesita es una financiación masiva a largo plazo a un tipo muy reducido. Y a partir de ahí, seguir ajustándose el cinturón para devolver ese dinero durante 20-40 años e ir restableciendo el equilibrio. Habrá poco crecimiento durante ese tiempo. No volverán los tiempos boyantes. La clave es absorber el impacto poco a poco durante muchos y largos años, en vez de provocar un shock brutal y desestabilizador. En el caso de Chipre parece imposible. En el caso de España, está siendo posible, aunque en mi opinión, un rescate sigue pendiente, puesto no hay crecimiento para financiar el coste de la deuda.

ABOUT THE AUTHOR: Niko Garnier

RELATED POSTS

A %d blogueros les gusta esto: