Banco Santander obtuvo en 2013 un beneficio de 4.370 millones, un 90% más que en 2012

Home \ ©Al dia \ Banco Santander obtuvo en 2013 un beneficio de 4.370 millones, un 90% más que en 2012

santanderLIQUIDEZ. El ratio créditos/depósitos se sitúa en España en el 87%, de manera que
los depósitos superan a los créditos, y en el 109% en el Grupo.

 CAPITAL. Fuerte generación de capital, que sube 1,38 puntos porcentuales en el
año, hasta situar el core capital en el 11,7% en Basilea II y en el 10,9% en Basilea III.

 MOROSIDAD. La tasa de mora del Grupo se sitúa en el 5,64%, lo que supone 1,10
puntos más en el año. La mora baja o se estabiliza en siete de los diez mercados
del Grupo. En España sube 3,65 puntos porcentuales, hasta 7,49%, afectada por la
reclasificación de las hipotecas con moratoria y la caída del crédito. En Brasil, la
mora baja 1,22 puntos porcentuales en el año, hasta el 5,64%.

 DIVERSIFICACIÓN. Latinoamérica aporta el 47% al beneficio del Grupo (Brasil 23%,
México 10% y Chile 6%); Europa el 43% (Reino Unido 17%, España 7%, Alemania y
Polonia un 6% cada uno), y Estados Unidos, el 10%.

 España: el beneficio atribuido alcanza 478 millones (-45%). Mejora de tendencia
en ingresos, el margen de intereses sube un 3% en el trimestre, y en costes, que
caen un 5% por los ahorros de la integración de Banesto. En el conjunto del
año, el crédito cae un 8% y los depósitos un 3%, por fuerte crecimiento de los
fondos de inversión (+29%) y ajuste de precio a los depósitos mayoristas. El
banco ha ganado dos puntos de cuota de mercado en depósitos en dos años.

 Reino Unido: el beneficio atribuido se sitúa en 1.149 millones de euros (976
millones de libras +8%). El crédito baja un 4%, con +13% en empresas, y los
depósitos bajan un 3%, con +75% en cuentas corrientes.

 Brasil: el beneficio atribuido alcanza 1.577 millones de euros (4.499 millones de
reales -18%), con los ingresos estables por segundo trimestre consecutivo y
descenso de las provisiones. El crédito sube un 7% y los depósitos un 6%.

Banco Santander ha cerrado 2013 con un beneficio atribuido
de 4.370 millones de euros, lo que supone un aumento del 90% con respecto a 2012. El
presidente de Banco Santander, Emilio Botín, ha señalado que “tras varios años de
fortalecimiento de balance y capital, Banco Santander inicia una etapa de fuerte
crecimiento del beneficio en los próximos ejercicios”.

Tras registrar descensos del beneficio en los últimos años, los resultados de 2013 marcan un
cambio de tendencia. La crisis económica internacional, que ha sido especialmente aguda en
la zona euro, provocó fuertes necesidades de saneamientos que arrastraron a la baja los
resultados. A pesar de dicha crisis, Banco Santander está entre las pocas entidades que dio
beneficio trimestre a trimestre durante los cinco últimos años. Esto ha sido posible gracias a
la elevada diversificación geográfica. En 2013, el 53% del beneficio procede de mercados en
desarrollo y el 47% de mercados maduros.

En los cinco años de la crisis, Banco Santander ha realizado un enorme esfuerzo en
provisiones, con dotaciones de 65.000 millones de euros, y capitalización, con un aumento
del core capital de 18.400 millones de euros o 4,13 puntos porcentuales, hasta alcanzar un
core capital Basilea II del 11,7% (10,9% en Basilea III).

Este esfuerzo se ha hecho a la vez que se ha mantenido la retribución al accionista en 0,6
euros por acción durante estos años de crisis, lo que equivale a una retribución de 28.100
millones de euros. El retorno total para el accionista, medido por la evolución de la acción
más el dividendo, ha sido del 43,5% desde el cierre de 2008 hasta fin de 2013, que compara
con un 17,4% de la media del índice de bancos europeos.

Resultados

En síntesis, la cuenta de resultados de 2013 de Banco Santander refleja unos ingresos de
40.000 millones de euros (-2%), con unos costes de 20.000 millones (+5%), de manera que
el margen neto asciende a 20.000 millones (-8% en euros constantes). Tras realizar
provisiones de 10.800 millones y otras dotaciones por 1.800 millones, el beneficio antes de
impuestos asciende a 7.300 millones, de los que 1.850 millones se destinan al pago de
impuestos y otros mil millones corresponden a accionistas minoritarios que el Banco tiene en
algunas unidades (Brasil, México, Chile y Polonia, principalmente), de tal manera que el
beneficio atribuido queda en los 4.370 millones mencionados, que es casi el doble de lo
obtenido en 2012. Este incremento es consecuencia del fuerte descenso en las necesidades
de saneamientos, una vez que en 2012 se dotó el riesgo inmobiliario en España.

Cuando se analiza trimestre a trimestre, la cuenta muestra un perfil de mejora paulatina en
las principales rúbricas. Si se elimina el impacto de la evolución de las divisas —las siete
monedas en que opera el Grupo se han depreciado frente al euro—, lo que permite apreciar
la tendencia de fondo de la cuenta, se observa que los ingresos crecen y las necesidades de
provisiones para insolvencias caen.

Así, los ingresos básicos, que se componen de la suma del margen de intereses (la
diferencia entre lo que se cobra por los créditos y lo pagado por los depósitos), más las
comisiones alcanzaron 9.028 millones de euros en el cuarto trimestre, el importe más
elevado en los cuatro trimestres del año. Además, esa mejora se produce tanto en los
mercados en desarrollo, con un importe que es el más alto de los ocho últimos trimestres,
como en los maduros, con el mejor trimestre del año.

Al analizar los costes se observa también una tendencia favorable. En seis mercados crecen
menos que la inflación, con tres de ellos (España, Polonia y Portugal) cayendo. En Estados
Unidos, México y Chile aumentan debido a la expansión y refuerzo de la franquicia.

Por último, las dotaciones para insolvencias, el tercer factor clave de la cuenta, se situaron en
2.402 millones, el importe más bajo de los últimos ocho trimestres. El coste del crédito,
medido por lo que pesan dichas provisiones sobre la inversión crediticia bruta, se sitúa en el
1,53%, el importe más bajo desde el primer trimestre de 2012 y lejos del máximo alcanzado
en el último trimestre de 2012, cuando se situó en el 2,38%.

En 2013 se registraron plusvalías por importe de 939 millones de euros netos de impuestos,
procedentes de las alianzas en seguros España, con Aegon, y gestión de activos, con
Warburg Pincus y General Atlantic, que han generado resultados de 270 millones y 669
millones, respectivamente. Estas plusvalías se han provisionado íntegramente, destinadas a
cubrir los costes de las integraciones en España y en Polonia, así como a reforzar balance y
amortizar fondos de comercio.

En cambio, las plusvalías obtenidas con la salida a Bolsa de Santander Consumer USA (740
millones de euros netos) y con la venta del 85% de Altamira Asset Management (385
millones de euros netos) se incorporarán a las cuentas de 2014 y se destinarán a reforzar el
balance.

El 53% del beneficio tiene su origen en economías en desarrollo (Latinoamérica y Polonia) y
el resto, en maduras. Por países, la mayor aportación corresponde a Brasil (23%), seguido
de Reino Unido (17%), México y Estados Unidos (10%, cada uno), España (7%) y Alemania,
Polonia y Chile (6% cada uno).

Balance

La actividad del Grupo en 2013 presenta una evolución muy dispar entre los mercados en
desarrollo, donde los créditos y los depósitos crecen un 14%, con respecto a los maduros, en
los que los créditos bajan un 6%, como consecuencia del desapalancamiento de las
economías, y los depósitos bajan un 3%. Este descenso de los depósitos está ligado a dos
factores, el crecimiento de un 6% en el patrimonio administrado en fondos de inversión y a la
política de control de precios, lo que ha facilitado la no renovación de depósitos mayoristas.

La posición de liquidez del Grupo ha mejorado de manera notable en los últimos años. A
comienzos de 2009, el Grupo tenía un ratio de créditos sobre depósitos del 150%, lo que
suponía tener un 50% más de créditos que de depósitos. A cierre de 2013, este ratio era del
109%. En cinco años el Grupo ha generado liquidez por importe de 149.000 millones.

La mayor transformación se ha producido en España, donde Santander cuenta con más
depósitos que créditos, de modo que dicho ratio se sitúa en el 87%. En 2013, los depósitos
caen un 3%, como consecuencia de la política de no renovación de depósitos mayoristas
caros y del aumento de un 29% de los fondos de inversión. El saldo de los depósitos y
fondos de inversión minoristas aumenta en 10.000 millones en el ejercicio. En dos años ha
ganado dos puntos porcentuales de cuota de mercado de depósitos en España. El crédito
cae un 8% afectado por el descenso del crédito al sector público, como consecuencia de la
amortización del crédito que financió el plan del Gobierno para el pago a los proveedores.

En Reino Unido se produce también una mejora de la actividad comercial, enfocada a una
mayor vinculación de clientes, incremento de la calidad de servicio y diversificación de la
cartera. El crédito desciende un 4%, por caída del saldo de hipotecas, pero aumenta un 13%
en financiación a empresas. En depósitos se produce un descenso del 3% como
consecuencia del vencimiento de productos con tipos altos, mientras que aumenta un 75% el
saldo de cuentas corrientes, lo que implica 12.000 millones de libras más y 1,1 millones de
nuevos clientes.

En Brasil, los depósitos aceleran su expansión hasta un 6% (fuerte aumento en vista y
ahorro), y el crédito crece un 7%, tasa superior a la de sus competidores del sector privado.
En México, los créditos y los depósitos crecen un 12%, con ganancia de cuota de mercado
en segmentos clave, como pymes, donde es la entidad líder, hipotecas, seguros y depósitos
a la vista.

La tasa de mora del Grupo se sitúa en el 5,64%, lo que supone 0,21 puntos más que el
trimestre anterior, el incremento más bajo en todo el año. La tasa de mora baja o se mantiene
estable en siete mercados y sube en tres. En España se sitúa en el 7,49%, con un aumento
trimestral de algo más de un punto y 3,65 puntos en el conjunto del año. La mitad de este
aumento se debe al descenso del crédito y al impacto de la reclasificación, en el segundo
trimestre, de los préstamos hipotecarios a los que se concedió moratoria del pago de capital
por estar sus titulares en dificultades económicas.

En Brasil, en cambio, desciende con fuerza por tercer trimestre consecutivo, pasando desde
el máximo de 6,90%, que alcanzó al cierre del primer trimestre, a 5,64% a cierre de año. En
Reino Unido, la mora viene desde un máximo del 2,05% a finales de 2012, que fue bajando
paulatinamente hasta el 1,98% de cierre del tercer trimestre, que se mantiene a fin de 2013.

Por lo que se refiere al capital, el ratio BIS II se sitúa en un 11,71%, lo que supone un
aumento de 138 puntos básicos en el año. Dicho ratio equivale a un 10,9% en Basilea III, que
ha entrado en vigor el 1 de enero de 2014.

La fortaleza de balance, reflejo de las elevadas provisiones realizadas en los últimos años, la
buena posición de liquidez y la fuerte generación de capital, sitúan a Banco Santander en
condiciones de afrontar una etapa de crecimiento en los diez mercados clave donde está
presente. El FMI prevé que estos diez mercados tengan crecimiento de actividad en 2014,
algo que no se producía desde 2007.

Banco Santander cerró 2013 con una capitalización bursátil de 73.735 millones de euros, que
le sitúa como primer banco de la zona euro y decimoprimero del mundo. El capital de
Santander está en manos de 3.299.026 accionistas y en el Grupo trabajaban 182.958
empleados que atienden a 103 millones de clientes en 13.927 oficinas.

ABOUT THE AUTHOR: Fernando Valverde Cortes

RELATED POSTS

A %d blogueros les gusta esto: