La divergencia entre las políticas monetarias

Home \ ©Al dia \ La divergencia entre las políticas monetarias

00El dólar ha subido en general frente a la mayoría de las divisas del G10 pese a unos datos decepcionantes. La razón clave probablemente es la divergencia monetaria entre los EE. UU. por un lado y Europa por otro, pero también la mayoría de los demás países, algo que quedó ayer enfatizado por la explicación del presidente del BCE Draghi sobre los detalles del programa de QE en Europa.

Draghi hizo subir inicialmente al EUR con revisiones al alza sobre el pronóstico que maneja el BCE sobre crecimiento, y con un optimista pronóstico de inflación para 2017, del 1,8%, que convenientemente toca justo su objetivo de “cerca pero por debajo del 2%” y por consiguiente permite eludir que la QE se extienda más allá de la fecha tope de septiembre de 2016. Pero el rally terminó rápidamente después de que dijera que el BCE no compraría bonos por debajo de la tasa de depósito del -0,20%. Puesto que las rentabilidades alemanas a dos años se negociaban por debajo de ese nivel antes de este anuncio, ello implica que tendrán que comprar bonos de vencimiento aún más alejado en la curva de rentabilidades alemana, lo que implica más aplanamiento de la curva y más reducción de la prima de riesgo para los activos de vencimiento lejano denominados en euros. Esto hace que los bonos europeos sean menos competitivos con los Treasuries o los Gilts, y por consiguiente podría lastrar la moneda común. Draghi también dijo que el Banco no tendrá problema para encontrar suficientes bonos que comprar, y señaló que la mitad de la deuda de la zona Euro está en manos situadas fuera de la zona Euro. Esto implica que numerosos vendedores serán extranjeros, quienes probablemente recojan beneficios sobre sus bonos en EUR y reinviertan el dinero en Treasuries o Gilts con una rentabilidad más alta.
El fuerte rendimiento del dólar se dio pese a aparecer más sorpresas negativas, ya que las peticiones preliminares de ayudas por desempleo crecieron y los pedidos de fábricas de EE. UU. cayeron por sexto mes consecutivo (al contrario que las expectativas de una subida). Las noticias económicas de los EE. UU. continúan decepcionando –quizás debido a las tormentas de nieve o la huelga de puertos— mientras que las noticias europeas continúan sorprendiendo por arriba. Tampoco es que ello importe demasiado; es la divergencia en las políticas monetarias lo que cuenta, y los EE. UU. parecen determinados a endurecer sus tasas mientras que Europa está claramente comprometida con la QE. El presidente de la Fed de San Francisco, John Williams, un miembro con voto en el FOMC, dijo ayer que a mediados de año podría ser un buen momento para un “debate serio” sobre una subida de tasas de interés, ya que el mercado laboral se acerca al pleno empleo y la inflación rebota. La conducta de los mercados FX, no obstante, contrasta con la de los mercados de valores; el S & P 500 sube en lo que va de año un 2,1% en términos de su moneda local, mientras que el Eurostoxx 50 está un 15% arriba.

El USD/JPY abre hoy en Europa de nuevo por encima de los 120, la tercera ruptura de ese nivel en lo que va de año. La subida es significativa, dado que todo lo que hemos escuchado recientemente desde Tokio son comentarios sobre el impacto negativo del yen débil. Por ejemplo, el miembro de la junta del BoJ Takahide Kiuchi dijo ayer que las pequeñas empresas con las que se había reunido habían expresado la opinión de que el yen débil está incrementando sus costos. Las dos primeras veces que el USD/JPY subió por encima de los 120 no fue capaz de mantenerse durante mucho tiempo. Si el USD/JPY puede mantenerse hoy por encima de los 120 ello podría señalar un nuevo rango de trading para el par.

Puntos a destacar para hoy: ¡Hoy es día de nóminas no agrícolas (NFP)! El consenso para febrero es de un incremento de 235k en las nóminas (rango de 1 desviación estándar: 210k-260k). Un descenso con respecto a las 257k de enero, pero ello tan sólo supondría un regreso a la normalidad tras los impresionantes incrementos de los últimos meses. Este miércoles el informe ADP mostró que el sector privado creó el mes pasado más de 200k empleos, lo que sugiere que la cifra de nóminas no agrícolas podría quedar de nuevo en más de 200k por 12º mes consecutivo, algo consistente con una consolidación positiva del mercado de trabajo (aunque hay una gran variación entre los datos de ADP y el NFP). Al mismo tiempo, el pronóstico para la tasa de desempleo es que lime una décima, hasta el 5,6% desde el 5,7%.

Aunque gran parte de los datos económicos de EE. UU. han sido últimamente decepcionantes, como ya se ha mencionado, las peticiones de desempleo se desplomaron en la semana en que se recogían los datos de nóminas, lo que sugiere que la cifra de hoy podría evitar lo peor de las interferencias creadas por el clima. (Nueva Inglaterra ha experimentado una serie de tormentas de nieve y Chicago ha registrado el mes de febrero más frío desde 1875). Las retenciones fiscales sobre los ingresos se han ido incrementando regularmente, lo que implica que el ritmo de crecimiento del mercado de trabajo sigue igualmente estable en positivo.

En una nota no tan positiva, se espera que el incremento en los ingresos promedio por hora trabajada se hayan reducido un poco con respecto al mes anterior, pero que se hayan mantenido estables en tasa interanual al 2,2%, todavía bastante por debajo del 3% o más que fue habitual en anteriores recuperaciones. Sin embargo, la leve deflación en el IPC general publicado la semana pasada ha impulsado los ingresos reales promedio, lo que confirma el argumento de la Fed de que el mercado laboral sigue mejorando. Incluso si el mercado se preocupara por el estancado crecimiento de los salarios y vendiera el dólar, el revés debería ser limitado, ya que la divisa probablemente seguirá apoyada por la facilitación monetaria mucho más activa que tiene lugar internacionalmente por parte de otros bancos centrales.

Como es habitual, la tendencia del dólar al irnos acercando al dato de empleo es casi más importante que el informe en sí mismo. Dada la fuerte demanda de USD subyacente, cualquier decepción por un dato débil no es probable que perdure mucho tiempo, ya que en mi opinión es probable que los compradores aprovechen cualquier retroceso.

En cuanto al resto de indicadores, el pronóstico para el PIB definitivo de la Eurozona para el T4 es que confirme la lectura preliminar y muestre una subida del 0,3% t/t.

Desde Noruega tenemos la producción industrial de enero, pero no hay pronóstico disponible.

También salen las licencias de construcción de Canadá.

Hoy tenemos comparecencias del gobernador del Riksbank, Stefan Ingves, y del presidente de la Fed de Dallas, Richard Fisher. Ambos hablaron también este jueves.

Preparado por: Marshall Gittler, Charalambos Pissouros y Sakis Paraskevov

ABOUT THE AUTHOR: Fernando Valverde Cortes

RELATED POSTS

A %d blogueros les gusta esto: