Caminos hay muchos y piedras bastante más

Home \ ©Al dia \ Caminos hay muchos y piedras bastante más
prestamos

Cuando uno empieza con una aventura como es crear una empresa, o mejor y más sencillo, cuando uno se pone por su cuenta, se va encontrando de todo, años muy buenos donde ves que ha sido un gran cambio en tu vida, no solo en lo económico, sino en la libertad de poder decidir, hacer las cosas mucho mejor y evolucionar en tu carrera. Por otro lado tenemos que ser empleado, encargado, jefe, administrativo, contable, todo esto en las horas que nos deja el día, porque también hay que ser padre, marido, hijo…, esto nos lleva que uno va aprendiendo sobre la marcha, porque uno es bueno en su oficio por el que ha decidido ser independiente, pero no en todo el resto que va saliendo y tenemos que ir aprendiendo día a día.

prestamos
prestamos

En los días que te toca ser administrativo, mejor sería decir contable, estas preparando tu mes controlando todos ingresos y gastos para que el negocio no se pare ni un solo minuto, no hay que obviar que necesitamos la ayuda de una gestoría para que nos lleve el grueso de nuestra contabilidad, vamos encontrando imprevistos puntuales, como ejemplo podemos poner que tenemos que hacer un viaje relámpago a ver a un cliente y no tenemos esa liquidez, pues hasta ahora todos tirábamos de tarjeta de crédito con unos intereses si aplazabas la deuda que sobrepasaban la usurería, pues otra herramienta que se usa, son los microcréditos que tanto están sonando en internet.

Este tipo de crédito, porque al final es un crédito, lo dan algunas empresas y son préstamos de 50 a 600 euros. Los plazos para devolverlo son, normalmente, de 15 o 30 días, asique lo rápido no es solo la solicitud sino el retorno. La velocidad de la que hablamos en los créditos rápidos que ofrece sucrédito.es, por ejemplo, se da porque pedirlo sólo te cuesta 3 o 4 clics, y la recepción en tu cuenta es aproximadamente en una hora, lo que puede ayudarnos en una urgencia, pero no debemos abusar de ellos.

En resumen, como ventaja, conseguimos un préstamo de pequeño importe muy rápidamente y a un interés más bajo que una tarjeta de crédito, además hay que usarlos con una responsabilidad muy clara, son mini créditos, están preparados para algo puntual.

Todo esto no lleva a tener que estar siempre “a la última” en financiación para nuestra pyme y tener todas las herramientas necesarias para no parar bajo ningún imprevisto, ya que la banca no nos quiere ni ver, hace unos años porque no sabían de nuestra solvencia, aunque le aportes todo el balance de la misma, con respuestas de este tipo, “ya, el año pasado ha sido bueno en general, pero eso no garantiza que este año vaya a ser igual…”, o esta otra que la he oído personalmente “si sabemos que eres buen cliente y que vas respondiendo todos los meses bien con tus pagos, pero esto que me pides para tu compra no lo ve el departamento de riesgos al considerar tu solvencia..”, por un lado me dices que soy buen pagador, pero por el otro no te fías nada de los ULTIMOS 10 AÑOS que llevamos trabajando juntos.
La banca no tiene amigos, entendiendo que ellos son un negocio, como está claro, pero necesitan prestar su dinero para seguir creciendo y ahí tienen que contar con nosotros, sobre todo la pequeña empresa que es la que necesita financiación para crecer, para poder ir abriendo brecha en más mercados, sobre todo ahora que está todo globalizado, dónde se puede vender igual a 100 metros que a 10.000 km con un solo click.

Resumiendo, tenemos que buscar otras alternativas a la financiación que nos dan los bancos, ya sea a través de micropréstamos, co-financiación, inversores particulares o nuevas formas de financiación aun por descubrir.

ABOUT THE AUTHOR: Fernando Valverde Cortes

RELATED POSTS

A %d blogueros les gusta esto: