PBoC: ¿otro caso de divergencia entre políticas monetarias?

Home \ ©Al dia \ PBoC: ¿otro caso de divergencia entre políticas monetarias?

cobre
cobre
Próximos indicadores/eventos (GMT):

Viernes 18 de diciembre

El mercado ya conoce el resultado de la reunión de la junta de política monetaria del Banco de Japón, que tuvo lugar durante la noche.

UE (Reino Unido) – Cumbre de la UE– Segundo día de esta reunión de dos días. El primer ministro británico, Cameron, espera plantear sus demandas para renegociar la pertenencia del Reino Unido a la UE en esta reunión de dos días, en lugar de en la siguiente reunión prevista para febrero. Si se alcanza un acuerdo, el documento conformaría la base del referéndum de permanencia/salida que convocaría Cameron. Este ha de celebrarse antes del final de 2017, pero podría tener lugar ya este próximo verano.

13:30 – Canadá – IPC / IPC subyacente– El Banco de Canadá está tan pendiente de la inflación como cualquiera de sus homólogos. La principal preocupación para ellos son los efectos de los bajos precios del crudo. Al haber mantenido recientemente las tasas de interés sin cambios en su actual nivel, cualquier debilidad en este dato posiblemente renueve las expectativas de que las rebajen.

Domingo, 20 de diciembre

UE – Elecciones generales en España– Es probable que las elecciones den lugar a una fragmentación sin precedentes en el Parlamento. Durante más de 30 años el país siempre ha estado gobernado por alguno de los dos partidos políticos principales, pero esta vez el partido de izquierdas “Podemos” y el partido favorable a las empresas “Ciudadanos” amenazan con impedir que ningún partido obtenga la mayoría. Teniendo en cuenta los llamativos resultados de las recientes elecciones en Francia y Polonia, estas elecciones serán seguidas con gran atención.

LOS NUEVOS TRADERS COMIENZAN YA

PBoC: ¿otro caso de divergencia entre políticas monetarias?

El BCE acaparó los titulares este mes cuando relajó su política monetaria, aunque no tanto como el mercado había esperado. Esta semana la atención, por supuesto, ha estado centrada en la trascendental decisión de la Fed de subir tasas de interés por primera vez en nueve años. Al mismo tiempo, el Banco del Pueblo de China (PBoC), aunque no realice un anuncio similar de tanto calibre, podría estar implementando sus propios cambios en la política FX: un cambio que cuenta con el potencial de ser prácticamente igual de importante para los mercados FX que lo que están haciendo la Fed y el BCE.

El PBoC opera con lo que se denomina una “cambio flotante controlado”, en el que a la moneda se le permite moverse contra el dólar dentro de una cierta banda predeterminada. El USD/CNY se mantuvo bastante estable durante el período previo al anuncio del FMI de que iban a incluir la divisa entre sus Derechos Especiales de Giro. Sin embargo, recientemente el USD/CNY se ha movido al alza (es decir, que el CNY se ha debilitado contra el dólar) durante 10 jornadas consecutivas, o 36 de las 48 jornadas de negociación desde mediados de octubre. Sólo en los últimos 10 días la divisa ha caído un 1,3%, un descenso notable para una divisa con una tasa cambiaria controlada.

 

El pasado mes de agosto, el gobierno sorprendió al mercado devaluando su moneda. Sin embargo, ahora la debilidad parece estar impulsada por el mercado. Desde la devaluación de agosto hasta hoy el CNH, la versión exterior del renminbi que se negocia libremente, se ha debilitado en general contra el CNY. Por lo tanto, el PBoC parece estar aceptando los movimientos del mercado, más que debilitando activamente su divisa.

 

La debilidad probablemente guarda relación con los flujos de salida de capitales desde China. Las reservas FX del país hicieron máximos en los 3,99 billones de USD el mes de junio de 2014, y desde entonces se han reducido en 555.000 millones de USD, o un 16%. Una parte de eso, por supuesto, son variaciones en la valoración a medida que el dólar, la unidad en que se calculan las reservas, se ha ido apreciando contras las demás divisas con que cuenta China. Pero el dato ciertamente refleja además un movimiento sustancial de fondos que salen del país.

 

El problema al que se enfrenta China es al que se denomina la “Trinidad Imposible”. A un país le resulta imposible tener simultáneamente una divisa estable, una política monetaria independiente y libertad de movimiento de capitales dentro y fuera del país. Hasta ahora, han elegido mantener el control de su moneda y su política monetaria, y restringir los movimientos de capital. Sin embargo, a medida que vayan relajando sus controles de capital tendrán que ceder el control, o bien sobre su moneda o bien sobre sus tasas de interés. Aparentemente, están reduciendo el primero de esos controles. Algunos funcionarios del PBoC han declarado que desean llevar al país desde un régimen FX de cambio flotante controlado hacia un sistema de tasas cambiarias más flexible y basado en el mercado.

El PBoC también podría estar intentando compensar una parte de la apreciación del CNY contra otras divisas, a fin de apoyar sus deterioradas exportaciones. Si el CNY está vinculado al dólar y el dólar se revaloriza contra otras divisas, entonces naturalmente el CNY se revaloriza también contra esas otras divisas. Dado que se estanca el crecimiento de las exportaciones, el PBoC podría querer que el CNY se debilite contra el USD a fin de mantenerlo estable contra esas otras divisas. En el siguiente gráfico puede apreciarse cómo la tasa de cambio nominal efectiva (NEER, por sus siglas en inglés) y la tasa de cambio real efectiva (REER, idem) se han mantenido este año mucho más estables que el USD/CNY, lo que significa que el CNY se ha mantenido estable contra otras divisas pese a que se ha depreciado contra el USD.

 

Implicaciones de un régimen FX más libre en China: bueno para el USD, malo para el AUD, el NZD y otras divisas ligadas a materias primas

Las implicaciones de un cambio flotante libre (o al menos, más liberalizado) en el CNY son positivas para el USD y negativas para el AUD, el NZD y las demás divisas ligadas a materias primas. Ello se debe, en primer lugar, a que a medida que los inversores chinos vendan CNY, obviamente van a ir comprando alguna otra divisa, y lo más probable es que compren USD como primera y principal opción. En segundo lugar, asumiendo que le comprarán al PBoC, lo cual hará bajar sus reservas FX, eso significa que China irá vendiendo bonos del tesoro de EEUU, y por tanto eso presionará al alza las tasas de interés en EEUU. Por supuesto, también venderá algunas de sus reservas en otras divisas, como el EUR, pero el BCE comprará tranquilamente los bonos denominados en EUR, evitando de ese modo una subida en las tasas de interés europeas.

Finalmente, un CNY más débil probablemente enfriará la demanda doméstica de importaciones, y eso es malo para los productores de materias primas que venden en China. El AUD y el NZD probablemente serían los más perjudicados. Otras divisas emergentes ligadas a materias primas, como el BRL y el CLP, también se verían afectados.

En resumen, aunque la Fed está comenzando a endurecer su política monetaria, el PBoC podría estar relajando su política monetaria al permitir que su moneda se devalúe frente al dólar, entre otras medidas. Esto podría proporcionarle viento en popa al dólar en 2016, pero vientos en contra para las monedas vinculadas a materias primas.

 

Saludos Cordiales

 

Marshall Gittler

Director de Investigación en Inversiones

FXPRIMUS – El lugar más seguro para operar

ABOUT THE AUTHOR: Fernando Valverde Cortes

RELATED POSTS

A %d blogueros les gusta esto: