Comercio exterior de China: fijarse en la tendencia

Home \ ©Al dia \ Comercio exterior de China: fijarse en la tendencia
Exportaciones asiáticas Enero 2016
Exportaciones asiáticas Enero 2016

Personalmente, tengo mis dudas sobre cuánta realidad hay tras el rebote en las exportaciones chinas. Como muestra el gráfico siguiente, hay una fuerte pauta estacional en las exportaciones chinas. Pese a que el gráfico usa una media móvil de 3 meses, pueden observarse los repuntes durante los meses de diciembre y enero recientes. Diciembre (al menos recientemente) ha sido el mes más fuerte para las exportaciones: enero lo ha sido incluso más, y luego las cifras han vuelto a caer. En los últimos años han conseguido recuperarse e incluso ser más altas al finalizar cada año.

Pero, por supuesto, el comportamiento pasado no garantiza comportamientos futuros. Obsérvese la línea azul, que representa las exportaciones de los otros ocho mayores exportadores de la región (excluyendo a Japón). Estas llevan tiempo cayendo de manera sostenida. Ninguna de ellas ha subido en tasa interanual.

LOS NUEVOS TRADERS COMIENZAN YA

Si observamos el índice de importaciones del Instituto de Gestión de Suministros (ISM) de EEUU, vemos que está en caída. Se sitúa ahora por debajo de la línea de 50 que marca la diferencia entre expansión y contracción. Esa es una mala señal para las exportaciones desde Asia.

Ciertamente, el volumen del comercio mundial en su conjunto parece haber hecho máximos. El  valor de lo comerciado se ha desplomado, sin duda a causa de la caída libre en los precios de las materias primas. Pero incluso el volumen parece haber marcado un máximo en junio, aunque podría estar recuperándose lentamente. Eso tiene sentido en un mundo en el que una proporción cada vez mayor de lo que compran los consumidores son artículos digitales.

El Baltic Dry-freight Index (BDI), que mide el coste de fletar barcos para transporte de mercancías secas, está en mínimos históricos. En lo que va de año ha estado cayendo a diario. Sólo en este año ha perdido un 16%, y eso tras haber perdido un 40% el año pasado. Parece evidente que no hay mucha demanda mundial para embarcar mercancías.

Véanse también los recientes signos de enfriamiento en la actividad fabril del Reino Unido.

Y también se está frenando la producción industrial en la Eurozona, incluyendo Alemania, otro gran exportador (aunque la producción industrial incluye la energía, cuya demanda se ha visto reducida por el clima inusualmente cálido).

En definitiva, me parece improbable que los datos chinos -que incluso los funcionarios chinos admiten que no son enteramente fiables- estén señalando realmente el fin del declive en el comercio mundial.

No hay duda de que bien podría haber un rebote temporal en el sentimiento hacia el riesgo, y el AUD y el NZD podrían rebotar temporalmente, pero mi expectativa sería que dicho rebote simplemente ofrecería una buena oportunidad para establecer nuevas posiciones cortas. Creo que aún seguimos en el inicio de un giro bajista secular en el comercio mundial, el cual tiene por delante muchos más meses, si es que no años, para desplegarse. Las implicaciones de esa tendencia para los países emergentes, para los exportadores de materias primas y para China son enormes.

Saludos Cordiales

Marshall Gittler

Director de Investigación en Inversiones

FXPRIMUS – El lugar más seguro para operar

ABOUT THE AUTHOR: Fernando Valverde Cortes

RELATED POSTS

A %d blogueros les gusta esto: