Puzzle gold promueve un fondo de inversión regulado en Europa

Home \ ©Al dia \ Puzzle gold promueve un fondo de inversión regulado en Europa

puzzle gold

PuzzleGold S.L., constituida en abril del 2014, con el apoyo del CADE de Málaga, es una empresa dedicada principalmente a la ejecución y elaboración de grandes proyectos inmobiliarios, ubicados en la Costa del Sol española, especialmente en la zona de Marbella.

Recientemente, gracias a la colaboración de la consultora financiera y fiscal, Foster Swiss, ha podido lanzar un proyecto innovador: la creación de un Professional Investment Fund (PIF) o Fondo de Inversor Profesional, dedicado a la inversión de proyectos inmobiliarios de lujo.

Estructurado como un PIF, similar al SIF de Luxemburgo o al QIF de Irlanda, PuzzleGold apuesta siempre por vehículos de inversión altamente regulados, éste en concreto por la MFSA de Malta, para garantía de los inversores. Sin duda, uno de los fondos de inversión más confiable que se han lanzado al mercado en 2016.

Cambio de regulación
El pasado mes de abril, la Autoridad de Servicios Financieros de Malta, la MFSA, anunció el lanzamiento del nuevo régimen Fondo de Inversión Alternativa, o AIF, por sus siglas en inglés, una nueva estructura de fondo de inversión gestionado por un AIFM de alcance total y que trasciende a la calificación de inversores profesionales.

Estos fondos no estarán sujetos a la autorización o aprobación de la MFSA, ni sometidos a supervisión, reduciendo así el procedimiento de su puesta en marcha. La responsabilidad de los AIF recae en manos de los gestores de fondos de inversión alternativas (AIFM), siendo los únicos supervisarán esta nueva estructura de fondo.

Se podrán acoger a este nuevo régimen tras un proceso de notificación a la MFSA. Los AIF aprobados se publicarán en una lista a disposición de los inversores en el sitio web, en el plazo de diez días hábiles a partir de la notificación a la MFSA. Una vez registrado en la lista, el AIF está autorizado a iniciar actividades.

De esta manera, Malta ofrece la posibilidad de crear un fondo de inversión en apenas diez días hábiles, escapando así del engorroso proceso de obtener una licencia completa.

El pasado mes de junio, con el cambio de regulación y normativa sobre fondos de inversión profesional, se aprobó el primer fondo maltés, un vehículo innovador que compite con la Sicav y con la vertiente americana, el hedge fund.

Se trata de un tipo de vehículo de inversión colectiva que goza de un entorno fiscalmente favorable, haciéndolo atractivo para aquellos inversores profesionales. Para participar e invertir en este fondo, es necesario distinguir diversos tipos de inversiones disponibles, según la experiencia y riqueza de los inversores:

  • PIF para inversores con experiencia. Los participantes deberán disponer de experiencia en el sector financiero de al menos un año, tanto en el trato como en el manejo de fondos similares y haber llevado a cabo con frecuencia operaciones de inversión de tamaño significativo. Deben invertir un mínimo de 10.000 euros o el equivalente en otra moneda.
  • PIF para inversores cualificados. Deberán cumplir con alguno de los siguientes requisitos: ser una persona jurídica que tenga o forme parte de un grupo con activos netos valorados en más de 750.000 euros, que sea una asociación no incorporada con activos de más de 750.000 euros, un trust con bienes en el fideicomiso de más de 750.000 euros, un individuo cuyo patrimonio neto conjunto (con el de su cónyuge) sea superior a 750.000 euros o una entidad con más de 3.750.000 euros bajo gestión o inversión por cuenta propia. Se debe realizar una inversión de un mínimo de 75.000 euros o el equivalente en otra moneda.
  • PIF para inversores extraordinarios. Tienen que cumplir con al menos uno de los siguientes requerimientos: ser una persona jurídica que tiene o forma parte de un grupo con activos netos de más de 7.500.000 euros, una asociación no incorporada con activos de más de 7.500.000 euros, o un trust cuyo valor neto en conjunto sea superior a 7.500.00 euros. Deben invertir un mínimo de 750.000 euros o el equivalente en otra moneda.
ABOUT THE AUTHOR: Fernando Valverde Cortes

RELATED POSTS

A %d blogueros les gusta esto: