Todo sobre Amistad!!

Palabras de amistad desde el corazon

Posted by admin On febrero - 13 - 2009

Palabras de amistad desde el corazon………..

Siempre ha sido mi corazón un lugar de puertas abiertas, donde entró aquel que quiso y salió de él cuando lo decidió, donde permanecen aquellos que lo desean y regresan quienes quieren. Quizá por eso ha sufrido tanto y ha hecho tanto daño, también; tal vez no supe retener en mi corazón a quien me amó como nadie lo hizo nunca, o dejé entrar en él a aquella persona que como a ninguna amé sin que ella llegara a saber siquiera cuanto por ella sentía… o, es posible, que viva dentro de él quien me ama y me lo ha dado todo sin que yo entendiera cuanto sacrificó y ofreció por mí, incluso sin recibir lo que esperaba…

Hoy nuevamente se diluye en la oscura tinta de palabras derramadas sobre un inmaculado papel, una amalgama de sentimientos, de ilusiones y sueños… alegrías y penas, hechos y anhelos… cumplidos, unos; y rotos, otros… Palabras que plasman aquello que emerge de mi alma, grito en silencio que desnudan mis sentimientos callados, sentir que, como siempre, busca el abrazo de quien al leerlas se identifique con él y procure mimos amigos que lo acompañen en este frío caminar. Palabras que se tiñen con los tonos tristes que reflejan mi mirada; mas siendo yo tan feliz como en aquellos días ya pasados, vuelven mis ojos a ahogarse en la soledad de sentimientos errantes que deambulan por las algodonadas nubes por las que paseo asiduamente.

sentimiento amistad 270x300 Palabras de amistad desde el corazon

Siento los pies en el suelo, paso a paso recorren los caminos de la vida con mayor o menor dificultad siguiendo el ritmo cansino del paso de los días; con ellos van mi cuerpo y mi mente, a la par resuelven las horas que han de pasar trazando el destino que me tocó vivir. En cambio, hay una parte de mi ser que aún se resiste al sometimiento del tiempo y de los designios, mi corazón lucha osadamente contra obviedades e imposiciones… Aún latiendo cadenciosamente al abrigo de la flor de loto, que abre sus pétalos ofreciendo su adorable fragancia mientras el sol regala su luz a la vida, un palpitar afanoso rompe el compás suspirando por la caricia dulce del susurro de viento que solivianta mi alma…

De nuevo, son las palabras que traza la pluma que mi mano empuña, sentimientos que mi corazón arrulla y que no tratan más que coser las fisuras que las espinas del amor produjeron en él. Palabras que atesoran mis sentires más sinceros y profundos, que se lleva el viento en libertad hacia el barrio de los incomprendidos de corazón loco… (495)

Amistad y la vida como un gran puzzle

Posted by admin On febrero - 13 - 2009

Fue la otra tarde hablando con un amigo, cuando tratando de descifrar lo que para mi es vivir, se me ocurrió esta idea.
Pensé que la vida es como un gran puzzle, al nacer lo comenzamos, en un principio es fácil, porque son pocas piezas las que tenemos que encajar y aunque estamos empezando a descubrirlo todo, las únicas preocupaciones a la que tenemos que hacer frente, son las de comer y dormir, ya que de lo demás ya se encargan esas dos personas grandes que andan siempre pululando a nuestro alrededor y que son importantísimas para ir encajando piezas.

puzzle de la vida 300x200 Amistad y la vida como un gran puzzle

Nuestros padres son los que nos ayudan a ir colocando las primeras y quizás las más importantes, porque nos dan unas bases para empezar todo el entramado.

Todo es normal, tanto por nuestra parte como por la de ellos.

Nosotros empezamos ahora, ellos ya están de vuelta de todo.

Nosotros descubrimos nuevas cosas, ellos ya van por la síntesis. Nosotros vemos tan solo el momento presente, ellos ven una vida entera. Nosotros nos creemos capaces de todo, ellos se creen indispensables hasta para la menor cosa.

Nosotros vemos pasar el tiempo quizás demasiado de prisa, a ellos les cuesta creer que tú no eres el “mocoso” de siempre. Nosotros somos una libertad que se yergue; ellos, una autoridad que se siente algo amenazada.

Nosotros nos sentimos revolucionarios por naturaleza y quizás por ignorancia; ellos son conservadores por experiencia.

Y lo mejor del caso es que será siempre así hasta la consumación de los siglos. Porque si hay alguna cosa de lo que no cabe duda es de esto, los mismos reproches que hacemos a nuestros padres, ellos se los hicieron a su vez a nuestros abuelos, y nuestros hijos los dirigirán a nosotros algún día, quizá aún con más violencia.

Es una ley de la humanidad. Lo malo es que lo hombres tendemos a tener la memoria corta.

Ellos en su experiencia de la vida han ido aprendiendo mucho, sin embargo somos nosotros, los que tenemos que hacer nuestra vida, cada cual la suya.

Y cada persona, cada situación y cada momento son nuevas piezas que ir encajando en nuestro gran puzzle.

En muchas ocasiones dudamos de donde colocar la pieza que en ese momento cae en nuestras manos y nos sentimos confundidos, porque no sabemos si va al lado de nuestro corazón o tan solo esta allí para ayudarnos a recolocar otras que andan sueltas y no encontramos su sitio justo.

Igual que cuando abrimos la caja, día a día hay cosas nuevas que añadir, algunas son poco importantes o quizás a primera vista pueda parecerlo, pero al igual que son muchas las piezas que componen un cielo azul, todas tienen un valor incalculable, porque si falta tan solo una, las demás no tienen sentido.

vida y amistad Amistad y la vida como un gran puzzle

El ser humano es soñador por naturaleza, lo que hace que muchas veces pierda el norte real de las cosas, tenemos tantas ilusiones, hacemos tantos planes en base a lo que hemos soñado, que cuando estos fallan o no se cumplen tal y como habíamos esperado, el abatimiento nos inunda, son esos momentos en que nos encontramos con un montón de piezas y no sabemos que hacer con ellas.

Y es que no siempre depende de nosotros mismos, el conseguir que estos sueños se realicen, es cuando se mezclan las piezas de otro puzzle para formar uno mas grande.

Entonces hay un tiempo de desbarajuste total, diferentes paisajes, diferentes momentos que cada cual ha vivido por su lado y que tan solo con mucha paciencia, una gran dosis de comprensión y mucha fuerza de voluntad se pueden ir superando.

Son esas vivencias que a lo largo de todo este tiempo hemos tenido las que nos forman como personas, en las que nuestra personalidad se basa, para que a la hora de reaccionar ante estos momentos de desconcierto, tomemos las decisiones más oportunas.

Y aunque no siempre son las mejores, ni las que nos hacen más felices, tenemos que colocar esas piezas también, encajarlas como mejor podamos dentro de nuestra mente y lo que es mas importante dentro de nuestro corazón.

En muchas ocasiones complicamos las cosas mas sencillas, gracias a Dios los hombres tenemos el don de la palabra y cuantas veces desperdiciamos esta gracia y callamos en los momentos en que una sola palabra haría que encajaran cien piezas de golpe.

Y ¿por qué? Por nuestros miedos, tantos miedos que nos detienen, tantos miedos que nos coartan.

Que pensaran los demás de mi si en este momento encajo esta pieza en mi vida, que dirán de mi si no hago, precisamente, lo que ellos esperan que haga.

Y hasta ese extremo llegamos a condicionar nuestras vidas, que en la mayoría de casos, nos perdemos lo mejor que nos tiene guardado.

Las sorpresas que nos depara el destino y que hacen que merezca la pena seguir sin rendirse.

A veces esos trozos que forman nuestro puzzle cambian de valor y lo que hasta hace un tiempo era pieza base en nuestra vida, en donde giraba todo a su alrededor, por un motivo u otro pasa con el tiempo a un segundo plano.

Podrían ser los amigos que en nuestro camino encontramos y que en su momento son tan importantes y que el tiempo o la distancia hacen que se olviden, aunque no del todo, porque cada una de las personas que a lo largo de nuestra vida conocemos hace que se enriquezca esta.

Inevitablemente algunas dejan un rastro de dolor a su paso y una marca de la herida que causo, que como una pequeña cicatriz, en un principio duele a rabiar, para acabar dejando tan solo una señal que con el tiempo, casi ni la vemos o que solo nos acordamos de ella en contadas ocasiones.

Son surcos de unión entre pedazo y pedazo, necesarios para que todo encaje, porque al igual que no sabríamos distinguir entre penas y alegrías, sino hubiera de las dos cosas para poder comparar, tampoco sabríamos cuando algo es bueno, si no tuviésemos algo de malo.

Disfrutamos el doble de un día de sol si el anterior fue triste y lluvioso.

Ya se que son tópicos, pero cuantas veces en situaciones que nos creemos al limite de nuestras fuerzas, cuando no encontramos la salida, cuando parece que todo nuestro puzzle se nos cae encima, porque alguien ha dado un fuerte golpe encima de la mesa y nos ha descolocado todo.

Olvidamos que no es así, que de una forma u otra se sale, mas o menos dañado, pero mientras se tiene un aliento y un latir en el corazón, el paisaje de nuestra vida seguirá pintándose pieza a pieza. (786)

Una triste historia de Amistad y amor

Posted by admin On febrero - 13 - 2009

FELIZ DIA DEL AMOR Y LA AMISTAD, la amistad y el amor nos da tanto alegrias como a veces tristezas por quer sera? quizas pq tenemos todos los sentimientos a flor de piel?

Muchachos hay algo que quiero compartir con ustedes, esto es parte de mi historia y de mi vida que aunque sea mi pasado no quiere decir que no influya en mi futuro… X) Digamos que es algo que comparto con ustedes para que aprendan a no ser tan como yo…. jejeje POR QUE LES ASEGURO QUE SERIA UNA AMARGA PERO BUENA EXPERIENCIA….. es su decisión.
Sin mas preámbulos, MI CARTA DE SAN VALENTIN A “MI MEJOR AMIGA

amor reflexivo1 300x256 Una triste historia de Amistad y amor

Hola ……
Sabes ….. hoy me desperte asustado por que de nuevo tuve aquel triste sueño que lo he tenido desde que te conozco…. Aquel en el que estando a tu lado no puedo hacer nada para detener tu muerte, en el que las horas se vuelven una eternidad y en el que mi corazon se destruye
al ver como yaces en el piso sin vida; pero recientemente comence a recordar cosas…. Cosas tales como el hecho de por que me fue tan bien en mis estudios cuando estaba en el colegio o por que todo lo que hacía siempre resultaba bien hasta el hecho de por que tenia ganas de vivir..
La razón era es y seras por siempre tu mi amada ……., la chica por la cual he dado todo y lo seguiría dando, aunque no haya retribución por tu parte mi reina, aunque mi mas grande recompensa es el hecho de que seas mi mejor amiga, aquella que me ha aconsejado sobre muchas cosas, aquella que saco lo mejor de mi para mostrarselo al mundo, esa amiga que con su sonrisa inspiro a un chico que ya habia desertado de toda idea de superación……Es tanto lo que te debo y es tan poco el tiempo que tengo en esta vida para pagartelo, es por ello que cada vez que un nuevo día comienza desearía estar a tu lado contemplandote, es por ello que busco cualquier motivo para estar contigo, ver peliculas, salir al cine o hasta
lavar los platos para ti, son esos hechos los que me permiten captar cuan afortunado soy de tener una amiga como tu y de saber tambien que cada día que pasa el amor que siento por ti se incrementa de una manera que no tienes ni idea y no puedo ocultartelo, se que me vez a mi como un amigo aunque desearia ser mas que eso… desearía ser tu mejor amigo, aquel pueda ser tu apoyo cuando lo necesites, que cumpla cada deseo que tengas siempre y cuando sea bueno, aquel del cual no te aveguenses y te sientas orgulloso…..

esperanza 300x199 Una triste historia de Amistad y amor

Se que todo cambio desde el día en que sin pensarlo dos veces decidi decirte que te amaba, y es mas no te culpo, traicione tu confianza y por eso se que ni siquiera soy merecedor de tu amistad pero debes de saber que si hice lo que hice fue un acto desesperado por tratar de callar esa voz que por todo este tiempo trate de
silenciar, esa voz que me decia que tarde o temprano todo lo que sentia y siento por ti tenía que salir a flote, que era mejor decirlo pronto antes de que los sentimientos dominaran y nublaran mi razon,Y no me arrepiento de lo que hice, es más lo volvería a hacer las veces que sean
necesarias…. pero lo prometido es deuda corazon! Cumplire lo que te dije de no volverlo hacerlo jamas.
Debes de saber que es verdad, los hombres somos celosos por naturaleza ya que nos sentimos inseguros de nosotros mismos, nosotros nunca desconfiamos de ustedes a menos que nos den motivos, pero aun así cuando me los has dado yo he sabido tratar de afrontarlos y tomarlos de la mejor manera ya que han sido estos los que me han ayudado a no solamente crecer como persona sino tambien me han ayudado a comenzar a entenderte un poquito más, a explorar ese maravilloso microuniverso como lo eres tu.
Se que tus amigos son lo más valioso para ti, y no dejas que nadie se meta con ellos. Tampoco soy alguien para decirte que hacer y que no hacer con ellos, pero como uno de tus amigos deseo aconsejarte en algo y es tu decisión seguir mi consejo o no: Mira bien a tu entorno,
aprende a ser más observativa y a percatarte de quienes dicen la verdad y quienes no… Juzga bien a quien puedes darle tu confianza y a quienes no, tienes como ejemplo a mi que aunque nunca trate de utilizar lo que sabia para sacar un beneficio personal y tu muy bien lo sabes,
existen otros que ocultan sus verdaderas intenciones tras una fachada de “amigo”, utilizan tus vulnerabilidades, tus problemas para tratar de bajar tus defensas y asi lograr lo que quieren, dicen ser tus amigos y te pueden ofrecer todo, incluso llegan a hacer cosas descabelladas por
ti; pero en el fondo su intenciones son otras. Cuidate de aquellos que te dan su hombro para calmar tus penas por que ellos son los más malvados, de aquellos que son extrovertidos por que son los que más daño hacen y de los callados por que tienen en el fondo mucho que
decirte……

Toma este consejo o dejalo… es tu elección.

Lo que te he dicho son las verdades de los hombres, se y guardo la esperanza de que aún existen hombres de buen corazon en este mundo, no todos son como te digo… tenles fe, se que algun día encontraras al hombre que te haga feliz y tu le correspondas por que “tu felicidad es mi felicidad” (Ojo, ESTA ES LA MENTIRA MAS GRANDE DICHA POR EL HOMBRE), a su vez felicitar a tal afortunado hombre y en ese preciso momento sabria que he dejado a la mujer que amo en buenas manos y podría morir en paz. (GANAS NO ME FALTAN DE SACaRLE LA MADRE AL INFELIZ QUE TE HAGA LLORAR)
Hay muchas cosas en este mundo que soy capaz de hacer pero la más importante que no se hacer y si pudiera, no debo, es forzar a una persona a que ame a otra y aunque ese es el caso mío y de muchos otros sabemos que hacemos lo mejor y esa es otra recompensa no solamente para nosotros sino tambien para todos…. recuerda lo correcto no es aquello que te hace feliz sino aquello que da un bien comun a todos.
Espero que lo que te acabo de escribir, no sea tan solo un mensaje que te mando por mail y que con el pasar del tiempo lo olvides, sino que si deceas aceptes lo que te digo y lo practiques en tu vida…. seria mi mejor regalo de Cumpleaños =)…….
Me despido ………, a quién mi corazon pertenece…… FELIZ DIA DEL AMOR Y LA AMISTAD (2858)

Preguntas de amor y amistad

Posted by admin On febrero - 12 - 2009

Preguntas
¿Cuánto pesa un beso? Depende del tiempo que dure su sabor.
¿A qué velocidad caen las lágrimas? Son más veloces cuánto más quieres aguantarlas.
¿Quién corre más que la vida? Las ganas de salir de ella.

¿Cuánto dura un suspiro? Un suspiro, un instante, su sensación, puede durar hasta días.
¿A qué distancia está el amor? A la distancia justa que separa a los dos corazones.
¿Quién vuela más alto que los sueños? La esperanza de alcanzarlos.

¿Cuánto cuesta la pasión? A veces la vida.
¿A qué altura se encuentra el deseo? Un poco más bajo que los sueños.
¿Quién canta mejor que el silencio? Nadie.

¿Cuánto mide la mirada? Mide hasta tocar los pensamientos a través de los ojos.
¿A qué fuerza obedecen los abrazos? A la fuerza de “yo soy para ti y tú para mi”.
¿Quién se esconde como la felicidad? Se esconde el miedo a cambiar.

pregunta amor 300x217 Preguntas de amor y amistad (3555)

Love Phrases FRASES DE AMISTAD Y AMOR

Posted by admin On febrero - 11 - 2009

Al puro estilo William Shakespeare

Beautiful love phrases to inspire you romantically … You can use these short love phrases in love letters, love cards, loving romantic messages etc.

MAS MILES EN ESPAÑOL MAS PINCHA AQUI

Aching desire, adorable beauty, affectionate embrace, affectionate smile, amorous desire, angelic softness, angelic face, angelic smile, awed devotion, aromatic fragrance

Bashful smile, beautiful features (eyes, hair, hands, feet, legs etc), beautiful moves, beguiling voice, beguiling looks, blissful adoration, blissful whispers of love, boundless admiration, boundless love

Captivating charms, caressing smile, celestial joy, charming grace, charming radiance, cherished love, chivalrous spirit, compassionate love, compelling force of love, crushing sorrow, crystalline eyes

libro amistad 300x171 Love Phrases FRASES DE AMISTAD Y AMOR

Dancing sunshine, dashing gallantry, dazzling beauty, delicious kiss, delightful touch, delirious ecstacies, desirable demeanor, deviously subtle, devoted love, dramatic liveliness

Earthly splendor, ecstatic happiness, effervescent style, effusive charm, embittered gaze, emotional warmth, enchanting grace, enduring love, engaging smile, engulfing love, enriching experience, enthralling charm, enveloping presence, exhilarating bliss, exquisite grace

Faultless skin, fine taste, flashing wit, flowing grace, fragile form, freshening breeze of love

Gleeful spirit, gorgeous splendor, graceful demeanor, gushing enthusiasm

Haunting despair, heavenly ecstacies, honest admiration, honeyed eloquence, hot frenzy, hypnotic fascination

Impatient craving, impending fate, impetuous zeal, inflamed passion, involuntary yearnings

Magnetic fascination, majestic form, matchless charm

Panting eagerness, penetrating warmth, persuasive eloquence, pleasurable excitement, propelling impulse

Radiant happiness, radiating love, resilient spirit

Saintly serenity, shining virtues, silent agony, soaring bliss, stormy passion, sublime anticipation, surpassing loveliness

Thrilling eloquence, tingling expectation, tormenting thought, tranquil grandeur, treasured virtues, trembling anxiety

Unabated pleasure, uncontrollable delight, undeniable charm, unique personality, unrelenting spirit, unrequited love, unsatisfied yearning, unselfish fidelity

Yearning tenderness, youthful glow

* A kiss is a lovely trick designed by nature to stop speech when words become superfluous.
~ Ingrid Bergman ~

* There is no remedy for love but to love more.
~ Thoreau ~

* I have nothing more to give you than my heart.
~ Spanish saying ~

* When you are in Love you can’t fall asleep because reality is better than your dreams.
~ Dr Seuss ~

* The best and most beautiful things in the world cannot be seen or even touched. They must be felt with the heart.
~ Helen Keller ~ (4366)

mas pensamientos sobre la amistad y amor

Posted by admin On febrero - 11 - 2009

Mi amigo es único para mí; yo soy único para mi amigo. Los amigos también son sencillos.
Desaparecerán las aves del cielo, se fundirán las nieves eternas, se evaporarán los mares… pero nuestra gran amistad perdurará.
Nuestra amistad no depende de cosas como el espacio y el tiempo.

MAS TEMAS SOBRE PENSAMIENTOS DE AMOR Y AMISTAD NUMERADOS ==>

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

La amistad es el amor más puro que existe sobre la tierra
La amistad es como la sangre, que acude a la herida sin esperar que la llamen.
La amistad es fusión sin confusión.
La amistad es amar a alguien que no necesitamos para nuestros fines personales
La amistad no es algo que se pueda demostrar con palabras, sino que se demuestra con hechos, con esos pequeños detalles que muchas veces pasan desapercibidos.
La única manera de tener un amigo es ser un amigo.
amistad general 300x180 mas pensamientos sobre la amistad y amor

A un amigo no se le mira ni por encima ni por debajo del hombro a un amigo se le mira a los ojos.
El que busca a un amigo sin defectos se queda sin amigos.
Todo el mundo quiere tener un amigo pero nadie procura serlo.
Cuando un amigo se muere, algo se muere en el alma.
El mejor espejo es el ojo del amigo
Entre amigos no hay secretos.
No hay mayor riqueza que la verdadera amistad.
A quien das un secreto das tu libertad. Sin embargo, un amigo sabe tus secretos y te deja libre.
La amistad es el mejor regalo que Dios a ofrecido al hombre.
¡ Ay del solitario! porque si cayere no tendrá quién le levante.
La amistad que puede concluir nunca fue verdadera.
La verdadera amistad no se hiela en invierno.
La pena que se comparte con el amigo es un descanso.
El hombre necesita amigos, porque necesita amar y ser amado. (484)

Sobre el afecto Amor y Amistad Ensayo

Posted by admin On febrero - 11 - 2009

1. Amigo mío. Antoine De Saint-Exupéry

Amigo mío,
tengo tanta necesidad de tu amistad.
Tengo sed de un compañero que respete en mí,
por encima de los litigios de la razón,
el peregrino de aquel fuego.
A veces tengo necesidad de gustar por adelantado el calor prometido,
y descansar, más allá de mí mismo,
en esa cita que será la nuestra.
Hallo la paz.
Más allá de mis palabras torpes,
más allá de los razonamientos que me pueden engañar,
tú consideras en mí, simplemente al Hombre,
tú honras en mí al embajador de creencias,
de costumbres, de amores particulares.
Si difiero de ti, lejos de menoscabarte te engrandezco.
Me interrogas como se interroga al viajero,
Yo, que como todos, experimento la necesidad de ser reconocido,
me siento puro en ti y voy hacia ti.
Tengo necesidad de ir allí donde soy puro.
Jamás han sido mis fórmulas ni mis andanzas
las que te informaron acerca de lo que soy,
sino que la aceptación de quien soy te ha hecho
necesariamente indulgente para con esas andanzas y esas fórmulas.
Te estoy agradecido porque me recibes tal como soy.
¿Qué he de hacer con un amigo que me juzga?
Si todavía combato, combatiré un poco por ti.
Tengo necesidad de ti. Tengo necesidad de ayudarte a vivir.

 amore 300x224 Sobre el afecto Amor y Amistad Ensayo

2. A modo de prólogo

Este pequeño texto de Saint-Exupéry lo encontré hace unos cuantos años. No sé a qué obra de este gran autor (a mi parecer, por supuesto) pertenece, tampoco me interesó demasiado saberlo. Lo cierto es que siempre me atrajo muchísimo por la profundidad de sus palabras. Yo, que siempre experimenté grandes amistades, me sentí superado por este concepto de amistad que se entrevé en esos renglones. ¿Es posible decirle todas esas cosas a un amigo? Siempre había alguno de estos “datos” que se me hacían ajenos. Me parecía utópica esa idea de amistad. Hablar de “sed”, de “calor prometido”, de “cita”; me generaba una especie de rechazo, seguro a causa de esos prejuicios que uno tiene y que ante estas palabras se hacían evidentes. Sin embargo, esa atracción delataba una búsqueda en mí, como si mi corazón se dirigiera hacia eso, la búsqueda de los sentimientos más nobles. Encontrar un amigo que me reconozca y ame simplemente como soy, sentirme puro en él y descansar en él. Esto me parecía una gran “descarga afectiva” que en mi psicología me costaba aceptar.
Y esto pasó; encontré un amigo a quien dirigirle todas y cada una de estas palabras. La búsqueda siguió interrogándome desde dentro de mí, aceptando que tengo carencias, que todos las tenemos, necesidades, afectivas sí, simplemente como algo natural, propio en nosotros los seres humanos. Necesité y necesito ponerle nombre a todo esto. Es un poco lo que estoy intentando hacer.

amistades 285x300 Sobre el afecto Amor y Amistad Ensayo

3. Introducción

El tema de los afectos es una cuestión esencial en el hombre. Tan esencial que creo que es por eso que nos cuesta tanto llegar a la “médula”. Es un tema que camina al borde de lo psicológico y de lo antropológico. En este último caso es como lo intento encarar. Trataré de ser lo más preciso y específico posible dentro de mis limitaciones y mi poco conocimiento. Con esta humilde investigación, pobre seguramente, quisiera ponerle nombres a algunas realidades que nos tocan vivir, estoy seguro que a todos, en este campo afectivo.
Somos seres incompletos, necesitados de los demás, de su reconocimiento, de su cariño, de su amor y de su manifestación en los afectos. Necesitamos una sonrisa, un gesto cariñoso, un abrazo para poder seguir. Un abrazo nos puede descontracturar más que una sesión de kinesiología, nos puede consolar más que mil palabras. Y, sin embargo, nos ponemos centenares de limitaciones. Estas limitaciones pueden ser prejuicios, cuestiones culturales y hasta alguna traba psicológica.
Estas cosas nos hacen que seamos afectivamente inmaduros, nos dejan incompletos, nos hacen sufrir nuestra soledad. Alcanzar la madurez afectiva es tarea de todos los días.
El papel de la afectividad es un elemento fundamental en la formación de nuestra personalidad porque nos integra de una forma especial, en nuestra relación con nosotros, con los demás, en nuestra sexualidad, en nuestro trabajo o profesión, cultivando relaciones sociales amistosas. Podemos considerar la madurez afectiva como requisito indispensable para el óptimo funcionamiento de nuestra personalidad.
El tema es muy amplio. Me gustaría, en este caso, orientarlo en la línea afecto-amor-amistad; sin ser específicamente estricto en ninguno de estos temas en particular sino hacer un pantallazo general del asunto dejando sólidas algunas ideas fundamentales.

amor reflexivo 300x256 Sobre el afecto Amor y Amistad Ensayo

4. Definición

Para abordar un tema me parece necesario recurrir a su definición, a los conceptos que se tienen en algunos campos para dicho tema.
El hilo primordial de la investigación será el afecto.
La psicología lo define de muy variados modos. Puede equivaler a sentimiento, afección, estado de ánimo, comprendiendo los diversos elementos de la afectividad. Se entiende frecuentemente en el sentido de estado de emoción, sentimiento intenso y relativamente corto; en sentido amplio, es afecto todo proceso afectivo. También destaca las expresiones afectivas como movimientos y actos de causa afectiva y que tienen relación con los reflejos.
La filosofía lo define como emoción en un sentido muy similar a sentimiento. En ocasiones se distingue entre “sentimiento” y “emoción”, considerándose la emoción como una especie de sentimiento. Los sentimientos pueden ser corporales, como cuando se siente frío. Las emociones, aún si se consideran fundadas en procesos corporales, no necesitan describirse en términos corporales. Así, se estima que sentir alegría, temor, amor, etc., son emociones.
“Ahora bien, para la mayoría de los autores, los sentimientos, afectos, emociones y pasiones, comprenden no sólo unas determinadas “sensaciones”, o unas modificaciones de la conciencia, sino que habitualmente comprenden o implican ciertas alteraciones orgánicas, determinados deseos, un modo de conducta más o menos típico, etc., relacionados todos con un objeto específico.”
Me parece destacar la concepción del hombre como unidad substancial y referir esto a que cuando sentimos no es una parte de nosotros la que siente, sino la integridad de nuestro ser. Lo que sentimos en nuestro interior, también lo siente y lo manifiesta nuestro cuerpo. Por este lado vamos a encauzar el tema de los afectos.
Edith Stein, explicando los fenómenos ejemplifica que “el sentimiento requiere según su esencia una expresión.(…) Entre el sentimiento y la expresión existe una dependencia de esencia y de sentido, no de causa.” Este sentimiento y esa expresión están inexorablemente unidos. Si bien uno es la manifestación del otro, el uno sin el otro es como que pierde bastante su sentido. Si tengo un sentimiento, de alguna manera lo manifiesto y, si expreso algo, es porque algo siento. “Por ejemplo, en la risa, en la que se exterioriza mi alegría a modo de vivencia, se me da simultáneamente como un estiramiento de mis labios; en este caso yo soy consciente de mí en mi totalidad, no sólo de la alegría o de la risa.
Dentro de los afectos, también hay varios niveles.
El amor lo tenemos como en un primer nivel, como algo inmediato, como un “apetito primario” o “concupiscible” como lo llamaban los medievales. También el deseo y el placer o gozo, aversión y dolor o tristeza.
En un segundo nivel, como “apetito mediato”, como consecuencia del bien o evitación del mal tenemos la esperanza y la desesperación, el temor, audacia y la ira. Muchos afectos aunque están encuadrados en una clasificación, no por eso quedan excluidos de otros, pues se prolongan en estratos más profundos y se integran a la vez con otros.
Hasta aquí, me parece tener una definición y una idea simple y concreta.

Ser Con Los Demás
Ahora bien, recién hablábamos del afecto como una necesidad natural, necesidad del otro, de la relación interpersonal con el otro, el amor del otro, el reconocimiento, etc.. Es propio del hombre la relación interpersonal. No fuimos creados ni para ser ni para estar solos. Nadie crece ni se forma solo.
El profesor belga J. Gevaert dice esto: “El ser con los demás pertenece al núcleo mismo de la existencia humana.” Nuestra existencia es siempre hacia los demás, ligada, en comunión con los demás. “El otro está indudablemente presente a la existencia personal, pero como uno que afecta a la existencia en sus dimensiones más personales.” También dice: “Antes de toda relación con el mundo e independientemente de ella, cada uno (el yo) tiene una relación con el otro (el tú). La relación con el otro se caracteriza por la inmediatez: el otro está inmediatamente presente, sin conceptos, sin fantasías, etc….” No hay razonamientos ni nada que mediaticen este encuentro, por esto mismo no es algo “conflictivo” sino más bien una relación de pares, el uno y el otro en una perfecta reciprocidad. En ese encuentro soy auténticamente “yo” y el otro es auténticamente “tú”.
De este modo se hace esencialmente necesaria nuestra relación con el otro. ¿De dónde parte esta necesidad? Podemos decir que esta necesidad personal primera es vectorial; esto significa como una flecha, con una dirección. “Yo necesito a una persona con una intensidad y con una inclinación u orientación muy precisas. Lo necesito para algo, no lo necesito personalmente sino por aquello que la persona tiene o lleva consigo; su cuerpo, su esfuerzo, su destreza, su desplazamiento social, su apoyo…” Podemos poner el ejemplo de un bebé con su madre: el bebé, todavía inconsciente, “ama” a su madre porque la necesita. La tendencia humana se orienta siempre al bien, aquí al bien sensible. Este apetito natural de cada ser por su bien sería la forma fundamental y única del amor.
De todo el campo tendencial de los apetitos humanos brotan las respuestas al bien o al mal propuestos; estas respuestas las podemos llamar afectivas. El bien mueve el apetito inmediato – dentro de los cuales incluimos al amor como motor exclusivo de la vida afectiva -, es su objeto, ningún ser rehuye al bien en cuanto bien, sino que todos tienden a él.
Aquí me gustaría poner como en un acertado paréntesis un pensamiento de San Agustín (Confesiones, XIII, 9). San Agustín dice agudamente: “Mi amor es mi peso; por él soy llevado a dondequiera que soy llevado”. La imagen del peso viene en San Agustín de su idea del “lugar” natural de cada cosa y del ideal del “reposo”: “nuestro descanso es nuestro lugar”; y esto lleva a pensar en el peso del cuerpo; pero inmediatamente supera esa interpretación inercial: “el cuerpo por su peso tiende a su lugar; pero el peso no es sólo hacia abajo, sino hacia su lugar”. La idea de San Agustín no está muy lejos de la idea de vector: el amor es el peso que nos lleva a uno u otro lugar, en una u otra dirección.
Seguimos insertando la idea del amor como algo propio del afecto y viceversa. Gevaert sigue con esta idea: “El amor concreto existe generalmente con un color afectivo, distinto según sea la relación amorosa.” Va a ser muy distinto el amor conyugal al que hay entre padres e hijos y al amor de amistad. Este último es el que más me interesa en este caso y nos detendremos más adelante.
Así podemos afirmar que el otro (el tú) viene a ser como un “constitutivo formal” del propio yo. No es que no exista un yo sin un tú: es que el tú mismo viene a formar parte esencial del propio yo. No basta que el otro sea un ser real: es además factor esencial de mi yo.
La unicidad de la persona no se revela mas que en la comunión interpersonal. La persona es por excelencia el ser de la palabra y del amor.
La persona manifiesta además un “carácter sagrado” o “metafísico”. La unicidad no queda constituida por el encuentro de personas, sino que en cada encuentro o comunión se manifiesta y se impone como una realidad que finalmente no procede ni de mí ni de ti; una realidad que es anterior a mí y a ti, y que precisamente es la que hace posible el encuentro y la comunión interpersonal. En este sentido la realidad de la persona es la realidad trascendente, la realidad metafísica por excelencia.
Aunque las relaciones interpersonales se ofusquen por conflictos y contrastes (como por ejemplo la injusticia, la muerte…) el hombre es constitutivamente un ser con los demás, orientado a los demás; y realiza su existencia gracias a los demás y juntamente con los demás.
Esta realidad interpersonal no está separada del Dios creador que da el ser al hombre. Por eso el encuentro con el tú es también el camino hacia Dios. La relación interpersonal está ligada a la relación con el tú absoluto.

pareja desnuda 300x149 Sobre el afecto Amor y Amistad Ensayo

5. Amor, afecto y desarrollo

Creo que queda claro el tema de la necesidad de los demás. También quiero destacar aquí la necesidad de ese reconocimiento, de las manifestaciones afectivas. Necesitamos “sentir” que el otro nos ama y también necesitamos manifestarle al otro que lo amamos. Esto lo manifestamos con nuestro cuerpo. El cuerpo es el campo expresivo del hombre donde realiza su existencia. En todo sentido. Y en el hecho de ser para los demás el cuerpo adquiere otro significado, como presencia en el mundo, como origen de la instrumentalidad y de la cultura y en este caso que nos interesa a nosotros, como comunicación con el otro y reconocimiento del otro.
El lenguaje táctil es otra forma de lenguaje corpóreo que se da específicamente en el afecto y en las expresiones corpóreas de afecto. Continúa Gevaert: “El abrazo, la caricia, la ternura, el cachete, etc., son un lenguaje cuya importancia resulta muchas veces decisiva, no sólo durante los primerísimos años de la infancia, sino incluso en la vida del hombre adulto, en lo que respecta al equilibrio humano y a la posibilidad de comunicar con los demás. La psiquiatra A. Terruwe observa:
Cuando se ama a alguien, se siente naturalmente la necesidad de tocarlo. La madre toma al niño, lo aprieta contra su corazón, lo mece; el hombre estrecha la mano del amigo, le da una palmada cariñosa en la espalda; la muchacha camina del brazo, abraza, besa, acaricia; de este modo hay infinitas formas táctiles con las que se manifiesta el afecto… La expresión táctil del amor es la más original de todas.”
El niño que no ha experimentado un amor afectivo no sólo no llega a madurar en sus sentimientos, sino que cae en la neurosis. Sin entrar en terreno psicológico me parece necesario ver este problema con una dimensión también filosófica, puesto que afecta al hombre en su ser más hondo. No sólo psicológica, sino también humanamente la suprensión del amor afectivo y las manifestaciones de afecto pueden conducir a una neurosis de frustración. Esto es algo muy típico en nuestra civilización moderna.
Otra forma expresiva de afecto es simplemente estar juntos, aunque no se diga nada. Este silencio puede tener una gran intensidad de lenguaje.
“La afirmación, contenida en el amor afectivo, es por eso mismo el fundamento de toda la existencia social del hombre; es ella la que da al hombre ser lo que es, y al darlo a sí mismo lo hace capaz de ser para los demás, de darse a los demás.”
El amor recibido de los demás es uno de los factores más determinantes para el desarrollo y equilibrio de las personas.
En el contacto con el otro el hombre se percibe a sí mismo, saliendo fuera de sí. El amor es una respuesta afectiva también sensible. “Si quisiéramos ilustrar la importancia del amor afectivo y del amor en general, podríamos recurrir también a la imagen negativa: el día que un hombre o una mujer tienen la impresión de que no hay nadie en el mundo que los aprecie, caen en la sensación de que el vacío absoluto inunda su existencia.”
Seguimos con la idea de la naturalidad del amor y de los afectos. Al hablar de que es algo natural decimos que no es algo adquirido, sino que es idéntico a la naturaleza misma, que no exige intervención del conocimiento. Por lo tanto el amor no es una ficción ni algo artificial ni un fenómeno adquirido por repetición de actos.
Desde este punto de vista, el amor es un dato natural y no una fantasía sin relación con el fin natural de los seres.
Podemos concluir diciendo que no sólo es necesario recibir amor, sino que también son necesarias las manifestaciones de ese amor que se nos da. Repitiendo un concepto que teníamos antes decimos que entre el amor y las manifestaciones de afecto no hay una relación de causa y efecto sino que tienen una dependencia esencial y de sentido el uno con el otro.

Amor En Sí
Ahora vamos a detenernos un poco sobre el amor. ¿Qué es? ¿De dónde viene? Vamos a comenzar buscándole una definición. En su origen etimológico para algunos deriva de vocablos griegos (que no los vamos a escribir, sólo su traducción). Una de las traducciones significa semejante, pues los que se aman son semejantes; otra es desear vivamente: amor implica un querer intenso y ardiente; otra significa ligar, conectar, pues lo propio del amor es juntar a los amantes. “Amor abarca también el espectro semántico del término caridad, que significó inicialmente entre los latinos lo que expresa el español carestía, situación en la que se carece de algo necesario.” Esta riqueza semántica (en el griego) delata un poco la riqueza de sentido que lleva la palabra amor.
Antes decíamos que el amor estaba incluido dentro de los apetitos concupiscibles o inmediatos o primarios, como una “conveniencia”. Cruz C. aclara un poco esto así: “No se debe confundir el amor con el deseo ni con el gozo o alegría.” El deseo va a surgir del mismo amor que nos va a llevar a gustarlo. El gozo se va a dar en el bien inteligible, el bien del espíritu; y también en la sensibilidad, en el cuerpo. Hay una tendencia al goce, un deseo común, al alma y al cuerpo. Continúa: “El amor espiritual añade al amor en general una elección previa; es claro así que el amor espiritual no se encuentra en los apetitos, sino sólo en la voluntad y únicamente en la naturaleza racional.” Aquí se hace la diferencia entre ese “amor primero” del que hablaba cuando ponía el ejemplo de la madre y el bebé, y cuando ya soy consciente de ese amor, aquí conozco y amo con libertad.
Por todo esto sería error considerar al amor como una especia de apetito sensible refinado, como si en lo espiritual hubieran instintos como en lo corporal. Aquí el apetito natural es de cada ser por su bien y el amor sería la forma fundamental y única.
“En la persona del “otro” está el objeto formal del perfecto amor: se ama algo porque es bueno, porque encarna la índole del bien: “algo es amado en cuanto tiene razón de bien”. Lo cual no equivale a afirmar la prioridad del amor interesado y la subordinación del bien sujeto al amante. Porque el bien no es bueno porque sea apetecible, sino que es apetecible porque es bueno. Afirmar que el bien es el objeto formal del amor es fundar no sólo el carácter extático o desinteresado del amor, sino fundar el amor sin más.”
Ahora, ¿cuál es la causa del amor? El amor que me realiza y perfecciona como hombre no es inmotivado, tiene causa. Podemos resumir la causa del amor así: es el bien objetivo y real de la persona amada. Amar es complacerse en el bien que existe en el otro. Y ese amor lo puedo descubrir de varias formas: cuando amo a alguien: es una experiencia activa e inmediata, el objeto directo del amor es el otro; cuando observo el amor en otras personas que se aman: es una experiencia mediata; y la forma más especial es cuando yo soy amado: es una experiencia pasiva e inmediata y el objeto del amor soy yo mismo; al ser tocado por el amor de otra persona advierto que el contenido del amor se me aproxima de modo único. Todas estas experiencias ayudan a comprender lo que es el amor: afirmación afectiva o complacida que un ser humano hace de la existencia del otro.

El amor es una respuesta afectiva; y puede ser tanto sensible como espiritual.
“En el plano ontológico esencial, o desde el punto de vista de la interioridad objetiva, el amor ha quedado definido como el principio radical de la dinámica afectiva cuyo término es la propia plenitud. Pues bien, desde el punto de vista de la conciencia, el amor es la captación de la plenitud y perfección de otra persona en tanto que susceptible de ser realizada por uno mismo y en tanto que en la realización de esa plenitud va implicada la propia autorrealización, de modo que ésta pueda alcanzar una plenitud antes insospechada. Dicho brevemente, el amor es la captación de un tú, de cuya plenitud depende la propia, y de tal modo que ese tú despierta lo mejor que hay en el yo. Desde esta perspectiva, el amor es un sentimiento y una tendencia.”
“En el amor se produce, pues, la unión de dos subjetividades de modo que cada una media en la plenitud de la otra. El amor como sentimiento es la anticipación de la realización conjunta de dos subjetividades. Por eso, Aristóteles mantiene que la obra del amor es la unidad, S. Agustín que el amor es la tendencia a la unidad y Hegel que el amor es la unidad de la identidad y la diferencia, es decir, la unidad en la que dos subjetividades alcanzan la identificación de una con la otra pero sin que eso suponga la anulación de una por la otra sino, al contrario, de tal modo que la diferencia se mantenga.”
A todo esto decimos que el amor consiste en la respuesta de un ser a otro o al bien idéntico al ser.
“Es pues imposible imaginar que nuestra voluntad para amar, incluso con el amor más puro, sin realizar a la vez su propia perfección, o sea, sin obtener por el propio ejercicio del amor del bien, bajo su razón formal de bien último, el acabamiento para el que ella está formalmente hecha y para el cual no puede no ser hecha.”

pareja caminando Sobre el afecto Amor y Amistad Ensayo

6. Amistad E Intimidad

Cuando el amor honesto y sincero se hizo hábito en alguien, se dice que se quiere con un amor de amigo. Al decir que es un hábito también decimos que se construye, es una unión que se fragua con el tiempo.
El amor de amistad se coloca decididamente fuera del ambiente familiar y se aparta del color sexual. Según Santo Tomás, el amor de amistad es un amor perfecto. En este amor perfecto salgo totalmente fuera de mí terminando en mi amigo amado; yo amo a mi amigo por él mismo. Es un éxtasis de la intimidad (éxtasis no como algo sobrenatural, simplemente como ponerse fuera de sí), “la unión afectiva íntima entre el amante y el amado, que es el amor, supone la salida del amante de sí mismo y su persistencia afectiva en el amado, el éxtasis.” En ese éxtasis yo me encuentro a mí mismo en el otro. Es el acto más encumbrado del amor, es la aprobación que hace mi intimidad de la intimidad del otro. Esta intimidad no es un espacio cerrado sino una relación que une por dentro a las personas. “La intimidad, interioridad relacionada, se forma o fragua en el curso de la vida personal – el hombre comienza a descubrir la intimidad en una etapa de su vida -, y podemos contribuir a fomentarla en el otro: es más, ella no se profundiza ni se amplía sin el contacto con el otro. Una intimidad es fuerte en la misma medida en que tiene capacidad de compartir y de relacionarse creativamente.” Por eso esta interioridad, esta intimidad no es distancia sino que se convierte en vínculo. No hay otro modo de apertura personal total que la realizada en la intimidad. El amor de amistad es siempre íntimo, y en ese amor íntimo encontramos nuestro bien humano y perfecto afirmando el bien absoluto. “Si la felicidad de un ser consiste en la realización de su naturaleza, y si lo propio de la naturaleza espiritual del hombre es estar referida al bien como a un absoluto, entonces la felicidad del hombre se consigue mediante el amor al bien por sí mismo.”
Esto va a implicar también un profundo conocimiento de mí mismo, “…la amistad se refiere a una relación de intimidad. Por lo tanto, no puede darse en profundidad hasta que la persona llega a descubrir su propia intimidad y aprende luego a compartirla con los otros.” Esto también va a implicar un desarrollo de las virtudes, no puede caber amistad donde falta virtud, es algo imprescindible. Me parece importante citar algunos ejemplos para mostrar esto. “La lealtad es la virtud que ayuda a la persona a aceptar los vínculos implícitos en la adhesión al amigo, de tal modo que refuerza y protege, a lo largo del tiempo, el conjunto de valores que representa esta relación. La generosidad facilita al amigo actuar a favor del otro teniendo en cuenta lo que le es útil y necesario para su mejora personal. El pudor controlará la entrega de aspectos de su intimidad. La comprensión le ayudará a reconocer los distintos factores que influyen en su situación, en su estado de ánimo, etc.. La confianza y el respeto lleva al amigo a mostrar su interés en el otro y que cree en él y en sus posibilidades de mejorar continuamente.” Podemos decir que los buenos amigos luchan por superarse en sus virtudes exigiéndole también al otro comprensión y ejemplo. Hoy en día se le dedica poco tiempo a los amigos y esto no es lógico ni humano.
“La amistad es un amor recíproco que realiza la unión de dos voluntades, y por ello la de los sujetos (S.Th. I-II, 28, 1-3). En el orden humano, cada uno de los amigos considera al otro como a sí mismo, quiere el bien del otro como el suyo, siente las alegrías y las penas del otro como las suyas, busca por último la presencia del otro porque es una alegría igual para ambos.” En el amor de amistad, el amante se ordena al amado como a sí mismo y se supone una cierta comunión de vida, unidad de pensamiento, de sentimiento y de voluntad (esto no quita que se puedan tener amigos con criterios distintos a los de uno). Esto es lo propio y formal del amor: la unión afectiva del amante con el amado. Me resulta interesante el modo de definir a los componentes de una amistad que utiliza Cruz Cruz, amante y amado, uno que ama y otro que es amado.
La tendencia del amante hacia el amado se orienta hacia lo que le es semejante. El amor es entre semejantes. Uno ama aquello que le es semejante. Un modo de semejanza es cuando los semejantes poseen lo mismo en acto. Este modo de semejanza produce un amor perfecto. “…Puesto que por lo mismo que dos seres son semejantes, al tener en cierto modo una sola forma, son como uno solo en aquella forma, a la manera que dos hombres son uno en la especie de la humanidad, (…) y por esto el afecto del amante se dirige hacia el amado como a sí mismo, pues cada uno – por su identidad ontológica o semejanza sustancial consigo mismo – se ama a sí mismo con amor natural perfecto, que es amor íntimo. Un buen ejemplo de esto lo da San Agustín al hablar de la muerte de su amigo íntimo al decir que era “la mitad de su alma”; “porque yo sentí que mi alma y la suya no eran más que una en dos cuerpos, y por eso me causaba horror la vida, porque no quería vivir a medias, y al mismo tiempo temía mucho morir, porque no muriese del todo aquél a quien había amado tanto.”
Todos debemos tener (y si no, deberíamos tener) experiencia de amistad, así que creo que todo esto sólo define de una manera más fina el concepto de amistad.

7. Conclusión

“A la pregunta sobre para qué necesito a alguien, sólo puedo responder con una historia, con una porción significativa de mi biografía o con su totalidad.”
Un poco la idea de todo este trabajo, de esta investigación, era comprobar la necesidad de cada uno por el otro, por el amor, la amistad, el afecto. Y ciertamente cada uno responde a esto con su propia historia. Cada uno tiene su propia experiencia de salir de sí y su modo particular de necesitar, pero creo que en muchos de todos estos puntos podemos coincidir.
¿Por qué tengo esa necesidad de salir de mí, de buscar “algo” en el otro? Esta búsqueda natural está impulsada por el amor. Buscamos una verdad, la verdad de nosotros mismos, nos buscamos a nosotros mismos. En el fondo buscamos a Dios. Quien busca la verdad, aunque no lo sepa, busca a Dios.
La búsqueda comienza por nosotros mismos, en nuestro interior. Y automáticamente somos impulsados a salir de nosotros. No somos seres cerrados que además somos capaces de ponernos en contacto con otras personas, sino que en la comunión interpersonal se revela la unicidad de nuestra persona. Me percibo a mí mismo cuando salgo fuera de mí, en el contacto con el otro; con el lenguaje del amor de la otra persona para conmigo tomo conciencia de mí y de mi dignidad.
Sólo quien se experimenta a sí mismo como persona, como un todo pleno de sentido, puede comprender a los otros. Y así nos construimos recíprocamente. Nos necesitamos para ser seres humanos plenos.
Nuestras acciones han perdido naturalidad, nuestro trato es incompleto. Y así ponemos barreras para encontrarnos con el otro y por consiguiente con nosotros. Hemos perdido transparencia, hemos perdido el contacto con el otro y es preciso recuperarlo.
Estamos orientados al bien, o sea que naturalmente lo buscamos. El bien nuestro y el bien del otro. Y esta es la forma del amor. Y ese amor lo manifestamos, necesitamos manifestar el lenguaje del amor con expresiones, con nuestro cuerpo. Decíamos que la expresión táctil del amor es la más original de todas. Original haciendo referencia a que es de “origen”, como principio.
El amor es el principio radical de la dinámica afectiva cuyo término es la propia plenitud.
El amor recibido de los demás es uno de los factores más determinantes para el desarrollo y equilibrio de la persona. Y el amor y las manifestaciones de afecto tienen una dependencia esencial.
El amor perfecto se da en la amistad donde deseo el bien de mi amigo por mi amigo mismo. La amistad es un hábito que tiene por objeto las acciones para con los demás bajo el signo de la gratuidad. Amo íntimamente a mi amigo simplemente porque es persona. Lo descubro más allá de lo que cuenta de sí mismo, desde su vocación, desde su esencia.
Toda amistad se funda en una comunicación de vida por eso tiene que haber una reciprocidad. Y ahí es donde voy buscando y encontrando mi plenitud.
Lo que conviene primero y más propiamente al amor es el amar y no el ser amado. Lo importante en los amigos es que lo son en cuanto amantes, en cuanto a principio de amor, no en cuanto son amados. Esto no quita que el ser amado por otro sea inductor para que yo corresponda al amor que se me da. Dice muy bien el dicho que amor con amor se paga. También dije que el encuentro con el otro también es camino hacia Dios, y en el amor nos vamos asemejando a Él. Amar como Él es siempre darse, salir de sí, tomar la iniciativa del amor, amar primero. Creo que si somos capaces de responsabilizarnos en el amor es ahí donde radica nuestra plenitud. El amor va a ser el que nos impulse a entrar en nosotros, a salir de nosotros para encontrarnos con el otro, a construir vínculos amistosos fuertes, sanos y libres.

A Modo De Epílogo
Espero humildemente que todo lo tratado brevemente en estas hojas aclare algunas cuestiones que, como dije antes, creo que son cuestiones que a todos nos tocan de cerca. Por lo menos a mí me sirve para ponerle nombre a mis sentimientos, tener claridad en ellos y moverme en este campo con la mayor libertad posible.
Creo que la madurez humana y afectiva es lo que hace que seamos personas equilibradas en nuestras relaciones. Este es el comienzo de un camino que es costoso; siempre digo que los conceptos en la cabeza son más fáciles de fijar y comprender, lo difícil es hacerlo carne en nuestro corazón porque siempre tenemos una tendencia al desorden. Tener estas cosas claras en la cabeza ayuda a estar “alerta” en la manera en que nos relacionamos y amamos fortaleciéndonos y templándonos.
Pensar en esto y tratar de crecer y madurar en el amor se convierte en algo fundamental.
Tener amigos con quien compartir la vida es un regalo precioso que debemos cultivar y cuidar.

8. Bibliografía Consultada

•GEVAERT, Joseph. El problema del hombre. Ediciones Sígueme. 10ª edición. Salamanca 1995.
•FERRATER MORA, José. Diccionario de filosofía. Alianza editorial. Madrid 1984.
•DORSCH, Friedrich. Diccionario de psicología. Editorial Herder. Barcelona 1985.
•MARÍAS, Julián. Antropología metafísica. Alianza editorial S.A. Madrid 1983.
•VERNEAUX, Roger. Filosofía del hombre. Editorial Herder. Barcelona 1985.
•Congregación para la educación católica. El celibato sacerdotal. Ediciones Paulinas. 2ª edición. Buenos Aires 1998.
•STEIN, Edith. Sobre el problema de la empatía. Universidad iberoamericana. México 1995.
•CRUZ CRUZ, Juan. El éxtasis de la intimidad. Ediciones RIALP. Madrid 1999.
•ARREGUI, J. Vicente y CHOZA, J. Filosofía del hombre. Ediciones RIALP. 3ª edición. Madrid 1993.
•SAN AGUSTÍN. Confesiones. Editorial Lumen. Buenos Aires 1999.
•ISAACS, David. La educación de las virtudes humanas. Ediciones Universidad de Navarra. 12ª edición. Navarra 1996 (341)

Carta al amor y la amistad desde el interior del alma

Posted by admin On febrero - 10 - 2009

Hermosa carta Tipo de Amor y amistad

Tú eres y haz sido lo más preciado para mi en este mundo y sólo por el hecho de que te amo, para mi es suficiente.

Pero además también tengo en mi mente el hecho de saber que nadie me conoce más que tú, que nadie me habla con la misma nobleza y sinceridad que tú, y que tus caricias son tan cálidas y tiernas que hasta una roca lloraría de la emoción.
MAS CARTAS DE AMOR Y DE AMISTAD (animate y manda la tuya)

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

También porque siempre llevo conmigo aquellos sueños tuyos, ilusionistas y encantadores, tan llenos de magia y amor que el mundo siente envidia de lo hermoso que ello representa, y todo ello siempre me a dicho lo contrariada que estoy de algunas de tus preguntas “¿Qué puedes amar de mi, si no soy nada más que un egoísta y mentiroso?”. Pues, ¿sabes qué pienso?, pienso que en ti he encontrado lo único que le he pedido a la vida desde pequeña a gritos…

AMOR… tú eres la única persona que ha inyectado el éxtasis del amor en mis venas… pues todos me lo negaron, pero tú, amor mío, me lo entregaste por completo y has cumplido mi único y verdadero deseo en la vida.

Entonces, sí he encontrado todo lo que buscaba, y no me importan tus defectos pues el amor los va aceptando o haciendo que desaparezcan…

Te amo con la fuerza del mar, con la belleza de la luna, con la calidez del sol, con el aroma de las flores, te amo como y con lo que soy, he sido, y con lo que he de ser.

Te amo, más y por encima del mundo entero, y de mi vida porque tú haz sido y serás mi amor eterno… (273)