Pequeños valores para olvidarse del ‘vende en mayo y sal corriendo’

Home \ De Economia \ Pequeños valores para olvidarse del ‘vende en mayo y sal corriendo’

Isabel Blanco / Virginia Martínez

Si no quiere huir de la bolsa el mes de mayo, CAF, Barón de Ley, Codere, Alba y Jazztel son los títulos más preciados del parqué español.

Pasamos hoja en el calendario y aparece uno de los aforismos más clásicos de la bolsa: “Vende en mayo y sal corriendo”, la traducción de la frase en inglés ‘sell in May and go away’. La historia bursátil sustenta que los meses en los que los inversores centran principalmente sus compras en el parqué van de octubre a mayo, por lo que este domingo el mercado puede enfrentarse al inicio de un periodo de retirada. “La verdad es que, al menos en este año, podría cumplirse”, opina José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi.

No obstante, pese a las incertidumbres que rodean la renta variable hay motivos suficientes para pensar que puedan venir meses positivos para estar en bolsa. “Aunque no es descartable que vuelva el vértigo a los mercados, creemos que la bolsa sigue siendo la mejor idea de inversión puesto que los tipos de interés están bajos y las presentaciones de resultados tanto en EEUU como en Europa están siendo favorables”, explica Pedro Sastre, analista de Banca March.

En los próximos meses los mercados deberán asimilar algunos momentos importantes. Uno de ellos, el próximo 30 de junio, cuando la Reserva Federal (Fed) finalizará la política con la que ha estado estimulando a la economía estadounidense desde noviembre de 2010. “Se acerca el final del QE2 y debe comenzarse a barajar un escenario de tipos de interés más altos. Esto no quiere decir que esperemos una notable corrección a la baja de los mercados de renta variable. Nuestra expectativa para final de año continúa siendo positiva: el Ibex, en torno a los 11.500-12.000 puntos”, explica Estefanía Ponte, directora de Análisis y Estrategia de Cortal Consors. Y es que los mercados ya podrían haberlo descontado.

Por otro lado, las claves de lo que pueda ocurrir hasta octubre no sólo estarán en EEUU. “Hay focos de tensión que se han infravalorado por el mercado hasta el momento: la inflación en emergentes, cuestiones geopolíticas y tensiones de deuda en Europa”, apuntan desde Citi. Los problemas en las economías de la periferia europea no pueden darse por finalizados y pueden seguir marcando el ritmo y, sobre todo, penalizando a las compañías con pasaporte PIIGS.

Y aunque desde hace unos meses el mercado diferencia la situación de la economía española de la de otros periféricos, el inversor sigue enfrentándose al gran dilema de estar o no estar en bolsa española. Teniendo en cuenta el famoso aforismo, ¿se cumplirá este año o es un buen momento para comprar? Lo cierto es que desde el año 2000 el principal indicador de la bolsa española ha sufrido una caída media del 1,87 por ciento entre mayo y octubre. Ahora bien, últimamente no se está cumpliendo este dicho, ya que el Ibex 35 ha saldado estos meses en positivo en cuatro de los cinco últimos ejercicios.

Si quiere estar en bolsa le hemos seleccionado algunos valores preciosos. Son las alternativas que puede encontrar fuera del Ibex 35 -dentro no pierda de vista sobre todo a Ferrovial, Amadeus, Técnicas Reunidas y OHL– en las que los expertos mantienen las mejores expectativas. El consenso de mercado, recogido por FactSet, recomienda comprar claramente los títulos de CAF, Barón de Ley, Codere, Corporación Financiera Alba y Jazzel. Todas cuentan, además, con potencial alcista y la mayoría de analistas -todas están cubiertas por más de siete casas de análisis- está revisando sus valoraciones al alza.

CAF

El fabricante de equipos y componentes ferroviarios ostenta una de las recomendaciones de compra más claras de la bolsa española y cuenta con uno de los mayores potenciales alcistas. El consenso de mercado valora sus títulos a 520 euros, un 27 por ciento superior a su cotización actual.

¿Qué hay detrás de tan buenas expectativas de los analistas? Por un lado, el incremento de su cartera de pedidos gracias, en gran medida, a los contratos en el exterior, que se ha convertido en una de las principales fortalezas del grupo. Y, aunque los resultados anunciados esta semana mostraron un ligero frenazo en su mejora, las cifras siguen siendo positivas. La cartera de pedidos de CAF se situó en 4.434 millones de euros en el primer trimestre del año, en línea con la mantenida a finales de marzo de 2010.

Otro de los atractivos para el inversor es que la compañía no ha dejado de incrementar la retribución en los últimos ejercicios. Está previsto que este año los accionistas reciban en julio 12 euros por acción, 1,5 euros más que el dividendo entregado el año pasado. En términos de rentabilidad, el inversor que compre ahora puede obtener una rentabilidad de alrededor del 3 por ciento.

En los próximos años, en principio, no tendría por qué enfrentarse a ninguna dificultad para seguir mejorando su dividendo. De hecho, se espera que su caja siga creciendo de manera que si cerró 2010 con una cifra de 65 millones de euros, en dos años se eleve a 263 millones. También su beneficio neto continuará creciendo entre un 10 y un 13 por ciento en los próximos dos ejercicios.

Uno de los inconvenientes que sí que presenta el valor es la falta de liquidez, dado el elevado nominal de sus títulos. Por otro lado, hasta ahora el inversor no dispone de cotizadas comparables en el mercado español. Algo que en unos meses va a solucionarse, con la salida a bolsa de Talgo, que tiene intención de lanzar una OPV para institucionales.

Barón de Ley

Los vinos que fabrica la compañía cada vez tienen más catadores en el parqué. Las compras de los inversores han llevado a los títulos de Barón de Ley a anotarse una subida del 7,7 por ciento desde enero, pero todavía tiene margen para seguir ganando terreno. Y es que los expertos prevén que pueda alcanzar un precio superior a los 50 euros -cotiza a 48,44 euros- y que pueda seguir incrementándose su valoración después de que el 66 por ciento de las revisiones recientes de su precio objetivo fueran alcistas y ninguna se hiciera a la baja.

El carácter exportador de su producto sigue premiando a la compañía. Sus ventas en el exterior representan ya el 38 por ciento del total de ventas de vino embotellado, lo que ha permitido compensar la caída en el mercado interior. Así, las previsiones apuntan a que sus beneficios se situarán por encima de los 20 millones de euros tanto en este ejercicio como en el siguiente y a que siga aumentando su caja. Algo que anima al mercado a reclamar a Barón de Ley que destine parte de esos recursos a remunerar al accionista.

Codere

Los expertos ven en Codere toda una gema. Pero, ¿es una joya cara? Una de las formas de saberlo es analizando el ratio de PER -el número de veces en las que el precio de la acción recoge el beneficio-. Codere cotiza a un PER de 15,5 veces. Probablemente la cifra no le diga nada. Este ratio suele compararse con el que tenga el resto del sector. Pero, hasta el momento, Codere es la única empresa de juego que cotiza en la bolsa española, por lo que el inversor interesado en entrar en este sector debe echar un vistazo a las cotizadas de otros países -como sucede con CAF-. Eso sí, en sólo unos meses, en la bolsa española habrá un valor con el que compartirá semejanzas, tras la colocación anunciada por Loterías y Apuestas del Estado. Una salida que también puede servir para que Codere se ponga las pilas en algunas cosas como la retribución al accionista, ya que Loterías ya ha adelantado su intención de entregar doce dividendos mensuales.

Pero regresando a si el valor está o no barato, teniendo en cuenta la valoración de Loterías -la propia compañía la fija en unos 21.000 milones- la respuesta sería no, ya que el de ésta rondaría las 7 veces. Pero la diferencia es que mientras que Loterías ofrece razonables dudas de ser un negocio de crecimiento, en Codere sí que hay visibilidad. La actividad del grupo está altamente ligada a Latinoamérica. Codere, que no descarta la salida de algunas de sus filiales en bolsas como la brasileña o la mexicana, tiene en estos países uno de sus principales puntos fuertes, como aputan desde Sabadell. “Esperamos niveles de crecimiento del PIB superiores al 4 por ciento en ambos países que deberían beneficiar al consumo en juego en un entorno de fuerte inflación trasladada a los precios de Codere”

Así, en el caso de que analicemos su PER actual con el que ha estado cotizando desde su debut bursátil en 2007 la respuesta es que sí está barata. Este ratio ha pasado de las 140 a las 15 veces en estos años y se espera que la relación se reduzca por debajo de las 10 veces, gracias a este fuerte crecimiento en el beneficio previsto (ver gráfico).

Por otra parte, está pendiente la aprobación del Proyecto de la Ley del Juego, con la que compañías como Codere podrán publicitarse y realizar patrocinios después de años en los que en España estaba totalmente prohibido, lo que podría suponer un impulso a sus ingresos. Codere ha sido la española que ha reclamado a la Justicia que empresas como Bwin hayan realizado este tipo de acciones, que suponen una fuerte desventaja para el grupo ya no tanto por lo ingresado hasta ahora como por la cartera de clientes de la que ya disponen algunos de sus competidores.

Alba

El holding de la familia March está sabiendo cómo mover ficha, sus últimas jugadas corporativas lo demuestran. Unido a que goza de buenos fundamentales, se ha convertido en un valor preciado ante el que el inversor puede dirigirse a día de hoy. Hace sólo unos meses, el grupo se desprendía de un 5 por ciento de ACS. Y, aunque la constructora aún supone el mayor peso en su cartera, este movimiento le abre la posibilidad de aumentar su posición en otras compañías en las que sí que se espera crecimiento, como Ebro Foods -el consenso prevé aumentos del beneficio del 10 por ciento en 2012 y 2013- o Prosegur.

El mercado está dando el visto bueno a los movimientos de Alba y las casas de análisis también lo recogen. Sus títulos se han revalorizado más de un 15 por ciento en el año -casi un 5 por ciento desde que vendió una parte de su paquete de ACS- y el consenso de mercado también ha mejorado su valoración en este mismo porcentaje, con lo que el valor mantiene un potencial alcista superior al 17 por ciento.

Jazztel

Complicado siempre lo ha tenido porque su comparable en España es ni más ni menos que Telefónica, pero Jazztel es todo un diamante que luce ya con luz propia. A pesar de que el sector de las telecomunicaciones no pasa por su mejor momento en España, la operadora es uno de los valores del parqué español más atractivos. Los expertos recomiendan comprar sus títulos y siguen destacando la fortaleza del valor. Y es que la operadora consiguió en 2010 sobreponerse a las tensiones del mercado y dejar atrás los números rojos que arrastraba.

Como toda joya con el tiempo va ganando valor. Los resultados trimestrales que Jazztel ha presentado esta semana -6,9 millones de euros en beneficio- son similares a los que obtuvo en todo 2010, cuando cerró con unas ganancias de 7 millones de euros. Un síntoma del brillo que puede tener el valor en próximos años. Y es que para 2011, las previsiones apuntan a que la cuenta de resultados ascienda a 36 millones, que el beneficio operativo aumente más de un 42 por ciento y que consiga recortar un 20 por ciento su deuda hasta los 180 millones, con lo que su apalancamiento se ha reducido desde las 2,4 a las 1,3 veces. Buenos fundamentales que se esperan que vayan mejorando progresivamente y que llevan a situar su PER en las 28,6 veces para este año y en las 14,8 veces para 2012.

ABOUT THE AUTHOR: Blincacequias

RELATED POSTS

A %d blogueros les gusta esto: