Tras la "incomprensible" decisión del Banco de España

Home \ ©Al dia \ Tras la “incomprensible” decisión del Banco de España

monedaLa sección sindical de UGT de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre-Real Casa de la Moneda se han reunido este viernes en el Congreso con parlamentarios y eurodiputados socialistas para trasladarles la preocupación de los trabajadores de Madrid y Burgos ante la “incomprensible” decisión del Banco de España de “arrebatar” a la entidad la fabricación de billetes, que pone en “duda la continuidad de la inversión” en el organismo.

En una nota de prensa, el sindicato asegura que el senador socialista Ánder Gil y el diputado Luis Tudanca presentarán sendas iniciativas en ambas cámaras para pedir que el gobernador del Banco de España, Luis de Linde, y el director de la Fábrica de la Moneda, Jaime Sánchez Revenga, expliquen en sede parlamentaria las razones que han llevado a decidir que sea el propio Banco de España el que se encargue de fabricar la cuota de billetes de euro que otorga a España el Banco Central Europeo (BCE), así como la situación en la que quedará la Fábrica.

Además, registrarán diversas preguntas al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para que aclare por qué ha “cedido ante las pretensiones del Banco de España” en esta materia, y reclamarán una reunión con el titular de Economía, Luis de Guindos, con el mismo objetivo.

En el ámbito comunitario, los eurodiputados Iratxe García y Jonás Fernández se han comprometido, según UGT, a estudiar la directiva Reguladora de la fabricación de billetes euro –que aún está en fase de borrador– y las modificaciones planteadas a la normativa, ya que el Banco de España alega que esta normativa le obliga a crear una empresa para la fabricación de estos billetes euro, dejando fuera a la Casa de la Moneda y “obviando otras opciones en la que esta entidad podría seguir fabricando estos billetes”.
FÁBRICA DE PAPEL DE BURGOS

La plataforma sindical también está preocupada por las consecuencias que esta decisión pueda tener en la fábrica de papel de Burgos, suministradora de la Fábrica de la Moneda, y por eso ha pedido al Grupo Socialista que se movilice en el Congreso y el Senado para que los responsables de la entidad y del Gobierno se “comprometan” a que se mantendrá la inversión ya aprobada para la compra de maquinaria de fabricación de papel moneda.

También reclaman “garantías” de que las obras que son necesarias en dicha fábrica se iniciarán “con la máxima urgencia”, de modo que se pueda “contrarrestar la amenaza de la papelera oficial francesa” y no se ponga “en riesgo” la viabilidad de este departamento, donde trabajan más de 150 personas.

El pasado mes de mayo, el Gobierno ya avanzaba en respuesta a los diputados socialistas Pedro Saura y Luis Tudanca que el Banco de España le había trasladado su intención de optar por el sistema ‘in house’ para la fabricación de billetes, lo que conllevaría “la puesta en marcha de una imprenta pública bajo el control” del regulador.

No obstante, el Ejecutivo aseguraba que esta decisión no tenía por qué suponer ninguna alteración en la naturaleza pública de la Fábrica de la Moneda y que la elaboración del papel podría mantenerse en el centro de Burgos, adoptando las adaptaciones necesarias para cumplir el nuevo modelo.
NORMATIVA EUROPEA

Aunque la normativa comunitaria aún no está aprobada, el BCE dictó en 2004 unas recomendaciones transitorias para regular el procedimiento único de licitación europeo, según el cual desde el 1 de enero de 2012 la adquisición de billetes en euros debe realizarse por un procedimiento competitivo de licitación común al Eurosistema.

De este modo, los bancos centrales de los estados del euro que tuvieran una imprenta interna o usaran una imprenta pública podrían decidir no participar en el proceso y mantener su producción propia, aunque dicha decisión podría ser modificada en el futuro aunque de forma “irrevocable”.

Aquellos países que opten por el procedimiento único de licitación sacarán a concurso los contratos de suministro de sus billetes de euro garantizando la igualdad de condiciones para todas las imprentas participantes, y “permitiendo la competencia entre las imprentas internas, públicas y privadas de un modo transparente e imparcial que no conceda ventajas injustas a ningún participante”.

Además, los contratos de suministro entre la autoridad bancaria nacional y la imprenta también deberán contener requisitos mínimos comunes para “garantizar condiciones uniformes a todas las imprentas contratistas” independientemente del país con el que contrate.

ABOUT THE AUTHOR: Belaruss

RELATED POSTS

A %d blogueros les gusta esto: