Todo sobre Amistad!!

Entra encuentra y disfruta

Archive for the ‘Libros Amistad’ Category

La escapada Amistad en un cuento

Posted by admin On febrero - 6 - 2009

un corto y bonito cuento sobre una amistad muy especial

Dicen que el tiempo todo lo cura y ayuda al olvido. Eso siempre he creído. Pero la vida da muchas vueltas y es una caja de sorpresas: Precisamente hoy, a mis 87 años, me he vuelto a acordar de mi amigo Rucho cuando mi nieta me ha mostrado un papel con un burrito que ella ha pintado. Y, sonriéndome pícaramente, me ha dicho curiosamente que es su amigo.

Tendría yo apenas once años cuando nos escapamos. El era mi amigo, quizás el único amigo de una chiquilla morena e inquieta -como yo era- y criada en una cortijada aislada con escasos niños. Nadie se enteró de nuestra ausencia hasta que amaneció pues fui yo la que estimó conveniente hacerlo durante la noche. De aquello hace ya muchos años pero aún lo recuerdo como si fuera ayer. Fue una experiencia inolvidable. El era algo mayor que yo y creo que era seguramente su única amiga.

El cuento es una narración breve de hechos imaginarios o reales, protagonizada por un grupo reducido de personajes y con un argumento sencillo. Aqui teneis una pequeña seleccion de cuentos infantiles SOBRE EL AMOR Y LA AMISTAD podeis ver mas pinchando sobre los numeros espero sean de su interes, agrado y util

Su hogar estaba cerca de mi casa y nos veíamos casi todas las mañanas muy temprano cuando con mi cartera a la espalda solía coger el camino del colegio, una vereda de un par de kilómetros que me acercaba al camino de tierra donde esperaba el paso de una carreta. Entonces nos veíamos pues el trabajaba en el campo, no importaba que fuera invierno ni verano.

Cuando me lo encontraba el paraba lo que estuviera haciendo en el campo y me miraba con sus negros ojos, grandes y un poco tristes. Si pasaba con prisas, corriendo por miedo a perder el carro de un vecino -y el posterior enfado de mi madre- entonces el me saludaba a su manera, quejándose, cosa que a mí me hacía gracia.

La mayoría de las veces salía con unos minutos de adelanto de mi casa, ante los asombrados ojos de mi madre al tener una hija tan responsable, y me paraba un rato. Ella ignoraba que yo, siempre tan perezosa a saltar de la cama, arañaba unos minutos al tiempo. Creo recordar que fueron precisamente esos instantes juntos los que, poco a poco y pasado el tiempo, hicieron florecer entre nosotros una fuerte confianza y amistad.

A la caída de la tarde, ya de vuelta del colegio, el aprovechaba para volver al cortijo. Casi siempre iba solo. Solía echar una carrerilla para ponerse a mi paso y así andaba a mi lado, unas veces callado, otras jugando y empujándonos. La mayoría de las veces el estaba muy cansado y no tenía ganas de bromas. Entonces yo le contaba por el camino cómo había sido el día, si había discutido con alguna compañera, a qué cosas habíamos jugado en el recreo y cosas así. Otras veces, confidencialmente le confesaba orgullosa que la maestra me había castigado por protestarle cuando lo ponía a él como ejemplo de la máxima ignorancia.

Un día decidí faltar al colegio pues no soportaba aquella maestra que tan mal hablaba de mi compañero. Y quizás fue eso lo que contribuyó a intentar fugarnos. Bueno, la verdad es que fui yo quien tomó la iniciativa sabiendo que el no se opondría y le gustaría descubrir otros horizontes. También es verdad que no pudimos llegar muy lejos pues de amanecida, en un cortijo cercano nos reconocieron y, extrañados, dieron aviso a mis padres.

El precio pagado por la escapada, tras unas catorce horas desaparecidos, contra pronóstico, para mí no fue muy caro: abrazos de alegría y mimos de mi madre y unos días de gran enfado de mi padre en que ni me habló. Sin embargo a mi amigo desde entonces lo tuvieron vigilado. Lo único bueno es que nosotros dos fuimos la admiración durante el resto del curso en la escuela y, por el contrario, la maestra rabiaba cuando yo les contaba detalles de nuestra aventura nocturna a mis compañeros.

El fue verdaderamente mi primer y –durante meses- único amigo. El caso es que a las pocas semanas de nuestra aventura, sin saber cómo, una mañana ya no me esperó como era costumbre en el recodo del camino. Sucedió tras unos días de haber yo permanecido en cama por culpa de unas anginas y no ir al colegio. Pasados varios pregunté extrañada por él y me dijeron que se había escapado, seguramente camino abajo, que lo habían visto por la carretera. Pero nadie supo o quiso decirme noticias sobre su paradero.

Nunca volvió. Lloré como una loca al pensar que había salido en mi busca, que me había estado buscando y que lo habían raptado. Por mi culpa. Mis padres me intentaron convencer que tenía mucha imaginación, que no lo habían raptado, que eso era imposible, que no se dejaría, que peleando siempre había sido muy burro… Pero ni ellos ni nadie durante meses pudieron consolarme.

Entonces yo le he hablado de palabras que creía ya olvidadas como el ropon, las albardas y la jáquima, el ataharre y las aguaderas…
Y también he terminado contándole esta historia.

Original de masquecuento.blogspot.com

(728)

Cuento de la amistad perfecta profunda y verdadera

Posted by admin On febrero - 6 - 2009

Este es el porqué de que la gente en Vietnam cabecee asintiendo cómplices cuando alguien pone el ejemplo de Duong Le y de Luu Binh para hacer referencia a una amistad profunda, y verdadera

 

Duong era un estudiante pobre que tuvo que trabajar arduamente como obrero para pagar sus estudios. Por otra parte, su amigo, Luu Binh, había heredado una pequeña fortuna y había quedado en una buena posición para la vida. Cuando Luu Binh supo que Duong pasaba apuros en los estudios debido a las largas horas de trabajo que se veía obligado a realizar, determinó invitarle a que viviese en su hogar hasta la licenciatura.

El cuento es una narración breve de hechos imaginarios o reales, protagonizada por un grupo reducido de personajes y con un argumento sencillo. Aqui teneis una pequeña seleccion de cuentos infantiles SOBRE EL AMOR Y LA AMISTAD podeis ver mas pinchando sobre los numeros espero sean de su interes, agrado y util

Los dos amigos compartieron alimentos y estudios bajo de la luz de la misma lámpara. Como sucede a menudo, Duong que era consciente de su situación precaria trabajaba duramente y pasaba largas noches de estudio.

Mientras tanto, Luu Binh La seguridad de la abundancia hizo que se hiciese un presuntuoso fue perdiendo interes por los estudios. Cuando tuvieron lugar los exámenes, Duong Le supero la prueba según lo esperado, y fue designado mandarín. Luu Binh sin embargo no aprobó. El joven rico volvió a casa sin nada y despreocupado. Alegremente se perdonó a si mismo sus propias faltas malgastando su fortuna. Intentó aprobar los exámenes en otras ocasiones, pero no satisfizo sus aspiraciones.

Recordó que Duong Le estaba al cargo de una de las administraciones del distrito en la zona , se tragó su orgullo y le pidió ayuda. Pero para su sorpresa, Duong Le rechazó su petición, y no solamente se negó a recibirlo, sino que además pidió a su superior que lo enviase lejos.

Luu Binh caminaba tritemente con su paquetito de pertenencias colgando del extremo de un palo. A su paso iba contando su historia para desahogarse de la pena por las faltas que había cometido en su vida. Una noche Luu Binh llegó a una pequeña posada al borde del camino donde trabó amistad con una hermosa mujer, era joven y atractiva, se llamaba Chau Long. Le dio la bienvenida con una taza de té y le escuchó amablemente cuando Luu Binh contó de nuevo la larga historia de sus cuitas. Chau lo animó sinceramente a que intentara pasar los exámenes de nuevo. Le sugirió además que permaneciese en la posada y prometió ayudarle siempre que fuese posible.

Liberado de las tentaciones de la abundancia excesiva, Luu Binh se dedicó exclusivamente a sus estudios. Los días de molicie pasaron rápidamente y la época para las pruebas llegó una vez más. Cuando los resultados fueron publicados, el nombre de Luu Binh estaba en cabeza de lista. Lleno de alegría volvió al mesón con las buenas noticias, pero para su consternación Chau había desaparecido. La buscó por todas partes, mas no obtuvo recompensa. Finalmente, el nuevo mandarín se dio por vencido y tristemente partió a su destino para ejercer su cometido.

Pasaron los años hasta que un día, en el desempeño de sus funciones, Luu Binh tuvo que pasar por el distrito de su antiguo amigo, Duong Le. El recuerdo de la ingratitud de su amigo no evitó que le devolviera la visita. Sin embargo e inesperadamente esta vez Duong dió la bienvenida a su colega mandarín con gran placer y le ofreció té.

En tanto que bebían y hablaban, una mujer entró en el salón, se acercó sonriente a los hombres,…y ¡Oh sorpresa! La Consternación y el asombro cruzaron el rostro de Luu Binh, porque en la mujer él reconoció rapidamente a Chau, su añorada amiga de la posada

Duong Le explicó a su viejo amigo lo que en verdad había sucedido – Si simplemente te hubiera ayudado no te habrías reformado en absoluto- le contó. Por lo tanto había enviado a su propia esposa para darle ánimos y ayudarle hasta que aprobase los exámenes. Había hecho aquel sacrificio en nombre de su amistad inquebrantable.

(1224)

Un cuento sobre amistad “La silla”

Posted by admin On febrero - 6 - 2009

CUENTO CON VALORES DE AMISTAD – Había una vez un chico llamado Mario a quien le encantaba tener miles de amigos. Presumía muchísimo de todos los amigos que tenía en el colegio, y de que era muy amigo de todos. Su abuelo se le acercó un día y le dijo:
– Te apuesto un bolsón de palomitas a que no tienes tantos amigos como crees, Mario. Seguro que muchos no son más que compañeros o cómplices de vuestras fechorías.
Mario aceptó la apuesta sin dudarlo, pero como no sabía muy bien cómo probar que todos eran sus amigos, le preguntó a su abuela. Ésta respondió:
– Tengo justo lo que necesitas en el desván. Espera un momento.

El cuento es una narración breve de hechos imaginarios o reales, protagonizada por un grupo reducido de personajes y con un argumento sencillo. Aqui teneis una pequeña seleccion de cuentos infantiles SOBRE EL AMOR Y LA AMISTAD podeis ver mas pinchando sobre los numeros espero sean de su interes, agrado y util

La abuela salió y al poco volvió como si llevara algo en la mano, pero Mario no vio nada.
– Cógela. Es una silla muy especial. Como es invisible, es difícil sentarse, pero si la llevas al cole y consigues sentarte en ella, activarás su magia y podrás distingir a tus amigos del resto de compañeros.
Mario, valiente y decidido, tomó aquella extraña silla invisible y se fue con ella al colegio. Al llegar la hora del recreo, pidió a todos que hicieran un círculo y se puso en medio, con su silla.
– No os mováis, vais a ver algo alucinante.
Entonces se fue a sentar en la silla, pero como no la veía, falló y se calló de culo. Todos se echaron unas buenas risas.
– Esperad, esperad, que no me ha salido bien – dijo mientras volvía a intentarlo.
Pero volvió a fallar, provocando algunas caras de extrañeza, y las primeras burlas. Marió no se rindió, y siguió tratando de sentarse en la mágica silla de su abuela, pero no dejaba de caer al suelo… hasta que de pronto, una de las veces que fue a sentarse, no calló y se quedó en el aire…

Y entonces, comprobó la magia de la que habló su abuela. Al mirar alrededor pudo ver a Jorge, Lucas y Diana, tres de sus mejores amigos, sujetándole para que no cayera, mientras muchos otros de quienes había pensado que eran sus amigos no hacían sino burlarse de él y disfrutar con cada una de sus caídas. Y ahí paró el numerito, y retirándose con sus tres verdaderos amigos, les explicó cómo sus ingeniosos abuelos se las habían apañado para enseñarle que los buenos amigos son aquellos que nos quieren y se preocupan por nosotros, y no cualquiera que pasa a nuestro lado, y menos aún quienes disfrutan con las cosas malas que nos pasan.

Aquella tarde, los cuatro fueron a ver al abuelo para pagar la apuesta, y lo pasaron genial escuchando sus historias y tomando palomitas hasta reventar. Y desde entonces, muchas veces usaron la prueba de la silla, y cuantos la superaban resultaron ser amigos para toda la vida.

Idea y enseñanza principalAmbientaciónPersonajes
No todos quienes nos rodean son amigos de verdad. Los buenos amigos son los que nos quieren y se preocupan por nosotrosUn colegioUn niño, sus abuelos y una silla

(3405)

Un Cuento Árabe sobre la Amistad

Posted by admin On enero - 19 - 2009

A un oasis llega un joven, toma agua, se asea y pregunta a un viejecito que se encuentra descansando: ¿Qué clase de personas hay aquí?
El anciano le pregunta: ¿Qué clase de gente había en el lugar de donde tú vienes?

“Oh, un grupo de egoístas y malvados” replicó el joven.
“Estoy encantado de haberme ido de allí”.

El cuento es una narración breve de hechos imaginarios o reales, protagonizada por un grupo reducido de personajes y con un argumento sencillo. Aqui teneis una pequeña seleccion de cuentos infantiles SOBRE EL AMOR Y LA AMISTAD podeis ver mas pinchando sobre los numeros espero sean de su interes, agrado y util

A lo cual el anciano comentó: “Lo mismo habrás de encontrar aquí”.
Ese mismo día, otro joven se acercó a beber agua al oasis, y viendo al anciano, preguntó:
¿Qué clase de personas viven en este lugar?
El viejo respondió con la misma pregunta: ¿Qué clase de personas viven en el lugar de donde tú vienes?
“Un magnífico grupo de personas, honestas, amigables, hospitalarias, me duele mucho haberlos dejado”.
“Lo mismo encontrarás tú aquí”, respondió el anciano.

Un hombre que había escuchado ambas conversaciones le preguntó al viejo:
¿Cómo es posible dar dos respuestas tan diferentes a la misma pregunta?

A lo cuál el viejo contestó:
Cada uno lleva en su corazón el medio ambiente donde vive. Aquel que no encontró nada bueno en los lugares donde estuvo no podrá encontrar otra cosa aquí.
Aquel que encontró amigos allá podrá encontrar amigos acá.

(1056)

Cuento sobre la amistad

Posted by admin On enero - 19 - 2009

Un bonito cuento de amistad para todos Uds:EL ESCARABAJO Y EL GUSANO
Había una vez un gusano y un escarabajo que eran amigos, pasaban charlando horas y horas. El escarabajo estaba consciente de que su amigo era muy limitado en movilidad, tenía una visibilidad muy restringida y era muy tranquilo comparado con los de su especie. El gusano estaba muy consciente de que su amigo venía de otro ambiente, comía cosas que le parecían desagradables y era muy acelerado para su estándar de vida, tenía una imagen grotesca y hablaba con mucha rapidez.Un día, la compañera del escarabajo le cuestionó la amistad hacia el gusano. ¿Cómo era posible que caminara tanto para ir al encuentro del gusano? A lo que él respondió que el gusano estaba limitado en sus movimientos. ¿Por qué seguía siendo amigo de un insecto que no le regresaba los saludos efusivos que el escarabajo hacía desde lejos?

El cuento es una narración breve de hechos imaginarios o reales, protagonizada por un grupo reducido de personajes y con un argumento sencillo. Aqui teneis una pequeña seleccion de cuentos infantiles SOBRE EL AMOR Y LA AMISTAD podeis ver mas pinchando sobre los numeros espero sean de su interes, agrado y util

Esto era entendido por él, ya que sabía de su limitada visión, muchas veces ni siquiera sabía que alguien lo saludaba y cuando se daba cuenta, no distinguía si se trataba de él para contestar el saludo, sin embargo calló para no discutir. Fueron muchas las respuestas que en el escarabajo buscaron para cuestionar la amistad con el gusano, que al final, éste decidió poner a prueba la amistad alejándose un tiempo para esperar que el gusano lo buscara. Pasó el tiempo y la noticia llegó: el gusano estaba muriendo, pues su organismo lo traicionaba por tanto esfuerzo, cada día aprendía el camino para llegar hasta su amigo y la noche lo obligaba a retornar hasta su lugar de origen.
El escarabajo decidió ir a ver sin preguntar a su compañera qué opinaba. En el camino varios insectos le contaron las peripecias del gusano por saber qué le había pasado a su amigo. Le contaron de cómo se exponía día a día para ir a dónde él se encontraba, pasando cerca del nido de los pájaros. De cómo sobrevivió al ataque de las hormigas y así sucesivamente. Llegó el escarabajo hasta el árbol en que yacía el gusano esperando pasar a mejor vida. Al verlo acercarse, con las últimas fuerzas que la vida te da, le dijo cuánto le alegraba que se encontrara bien. Sonrió por última vez y se despidió de su amigo sabiendo que nada malo le había pasado.El escarabajo avergonzado de sí mismo, por haber confiado su amistad en otros oídos que no eran los suyos, había perdido muchas horas de regocijo que las pláticas con su amigo le proporcionaban. Al final entendió que el gusano, siendo tan diferente, tan limitado y tan distinto de lo que él era, era su amigo, a quien respetaba y quería no tanto por la especie a la que pertenecía sino porque le ofreció su amistad..El escarabajo aprendió varias lecciones ese día: La amistad está en ti y no en los demás, si la cultivas en tu propio ser, encontrarás el gozo del amigo.

 

También entendió que el tiempo no delimita las amistades, tampoco las razas o las limitantes propias ni las ajenas. Lo que más le impactó fue que el tiempo y la distancia no destruyen una amistad, son las dudas y nuestros temores los que más nos afectan. Y cuando pierdes un amigo una parte de ti se va con él. Las frases, los gestos, los temores, las alegrías e ilusiones compartidas en el capullo de la confianza se van con él.

El escarabajo murió después de un tiempo. Nunca se le escuchó quejarse de quien mal le aconsejó, pues fue decisión propia el poner en manos extrañas su amistad, solo para verla escurrirse como agua entre los dedos.

 

Si tienes un amigo no pongas en tela de duda lo que es, pues sembrando dudas cosecharás temores. No te fijes demasiado en cómo habla, cuánto tiene, qué come o qué hace, pues estarás poniendo en una vasija rota tu confianza. Reconoce la riqueza de quien es diferente de ti y está dispuesto a compartir sus ideales y temores, pues esto alimenta el espíritu de supervivencia más que un buen platillo.

La esencia del gusano y el escarabajo se volvió una en el plano que se encuentra más allá de este mundo, volviendo al regocijo que en esta vida habían encontrado.

-Dijo la madre Teresa: “Voy a pasar por la vida una sola vez, cualquier cosa buena que yo pueda hacer o alguna amabilidad que pueda hacer a algún humano, debo hacerlo ahora, porque no pasaré de nuevo por ahí”.

(2294)

Cuento sobre la amistad de Paulo Coelho

Posted by admin On enero - 12 - 2009
Un Hombre, su caballo y su perro iban por una carretera. Cuando pasaban cerca de un árbol enorme cayó un rayo y los tres murieron fulminados. Pero el hombre no se dio cuenta de que ya había abandonado este mundo, y prosiguió su camino con sus dos animales( a veces los muertos andan un cierto tiempo antes de ser conscientes de su nueva condición…)
La carretera era muy larga y colina arriba. El sol era muy intenso, y ellos estaban sudados y sedientos.
En una curva del camino vieron un magnífico portal de mármol, que conducía a una plaza pavimentada con adoquines de oro.
El caminante se dirigió al hombre que custodiaba la entrada y entabló con él, el siguiente diálogo:
El cuento es una narración breve de hechos imaginarios o reales, protagonizada por un grupo reducido de personajes y con un argumento sencillo. Aqui teneis una pequeña seleccion de cuentos infantiles SOBRE EL AMOR Y LA AMISTAD podeis ver mas pinchando sobre los numeros espero sean de su interes, agrado y util
Buenos días.
Buenos días – Respondió el guardián
¿ Cómo se llama este lugar tan bonito?.
Esto es el cielo.
Qué bien que hayamos llegado al Cielo, porque estamos sedientos!
Usted puede entrar y beber tanta agua como quiera. Y el guardián señaló la fuente.
Pero mi caballo y mi perro también tienen sed…
Lo siento mucho – Dijo el guardián – pero aquí no se permite la entrada a los animales.
El hombre se levantó con gran disgusto, puesto que tenía muchísima sed, pero no pensaba beber sólo. Dio las gracias al guardián y siguió adelante.
Después de caminar un buen rato cuesta arriba, ya exhaustos los tres, llegaron a otro sitio, cuya entrada estaba marcada por una puerta vieja que daba a un camino de tierra rodeado de árboles..
A la sombra de uno de los árboles había un hombre echado, con la cabeza cubierta por un sombrero. Posiblemente dormía.
Buenos días – dijo el caminante.
El hombre respondió con un gesto de la cabeza.
Tenemos mucha sed, mi caballo, mi perro y yo
Hay una fuente entre aquellas rocas – dijo el hombre, indicando el lugar.
Podéis beber toda el agua como queráis.
El hombre, el caballo y el perro fueron a la fuente y calmaron su sed.
El caminante volvió atrás para dar gracias al hombre
Podéis volver siempre que queráis – Le respondió éste.
A propósito ¿Cómo se llama este lugar? – preguntó el hombre.
CIELO.
¿El Cielo? Pero si el guardián del portal de mármol me ha dicho que aquello era el Cielo!
Aquello no era el Cielo. Era el Infierno – contestó el guardián.
El caminante quedó perplejo.
Deberíais prohibir que utilicen vuestro nombre! ¡ Esta información falsa debe provocar grandes confusiones! – advirtió el caminante.
De ninguna manera! – increpó el hombre
En realidad, nos hacen un gran favor, porque allí se quedan todos los que son capaces de abandonar a sus mejores amigos…
Paulo Coelho.

(2103)

Conectate a traves de:

Suscribete en Tiempo Real

Metatrader 4