Los bonos corporativos de EEUU podría estar augurando problemas

Home \ ©Al dia \ Los bonos corporativos de EEUU podría estar augurando problemas

rp_Bonos.jpg
rp_Bonos.jpg
Próximos indicadores/eventos (GMT):

Miércoles 16 de diciembre

08:00 a 09:00 – PMI preliminares de Francia, Alemania y la Eurozona (diciembre)– La previsión respecto a las estimaciones preliminares de los Índices de Gestores de Compras (PMI) en la UE es que presenten pocos cambios. El riesgo, en mi opinión, es que decepcionen a la baja porque la economía europea acuse el impacto de la crisis de refugiados y de los atentados de París.

09:30 – Reino Unido – Índice de ingresos promedio + bonificaciones (oct)– Se espera que los ingresos promedio suban un 2,5% en tasa interanual, una brusca deceleración con respecto al +3,0% de octubre. El estancamiento en el crecimiento de los salarios ha sido motivo de preocupación para el Banco de Inglaterra, por lo que un resultado como este probablemente sería negativo para la libra.

13:30 – EEUU – Viviendas iniciadas (m/m) (nov)– Se espera que las viviendas iniciadas aceleren hasta un ritmo de 1130k anuales, desde las 1060k previas. No obstante, dada la reunión del FOMC, únicamente una cifra extrema podría atraer una atención importante.

19:00 – EEUU – Decisión sobre tasas de interés de la Reserva Federal, y declaración– ¿Alguna vez habrá recibido tanta atención una reunión de la Fed? Véase el comentario de ayer para un desglose completo de nuestro punto de vista. En cualquier caso, dadas las fechas del año en que estamos, en las que los mercados tienen menos liquidez de lo habitual, y lo significativo del acontecimiento, habría que esperar algunos fuegos artificiales, tanto en el mercado FX como en las bolsas.

21:45 – Nueva Zelanda – PIB (t/t) (T3)– La semana pasada el RBNZ recortó sus tasas de interés en un 0,25%, pero el NZD remontó al alza. Pese a toda su retórica en cuanto a expectativas de un NZD más barato, revisaron al alza sus estimaciones del PIB. Se espera que el crecimiento haya acelerado en el T3 hasta el +0,8% t/t desde el +0,4% t/t en el trimestre anterior, aunque eso dejaría la tasa de variación interanual con pocos cambios, en el +2,3% frente al +2,4% previo. Tras la reunión de la Fed este dato podría no recibir la atención habitual.

LOS NUEVOS TRADERS COMIENZAN YA

El mercado de bonos corporativos de EEUU podría estar augurando problemas

Ayer mencioné que aunque el mercado espera que la Fed anuncie hoy una subida de las tasas de interés, las expectativas que se tienen respecto a la futura trayectoria de las subidas de tasas son mucho más modestas que los pronósticos de la propia Fed. De hecho, los pronósticos del mercado podrían estar descontando incluso la posibilidad de que la Fed tenga que dejar de subir tasas y comience de nuevo a rebajarlas, lanzando quizás un programa de facilitación cuantitativa “QE IV”.

¿Por qué podría estar pensando la gente tal cosa, cuando el hecho es que las estadísticas económicas de EEUU son bastante robustas? Ello se debe a lo que está sucediendo en el mercado de bonos corporativos de EEUU. Los precios de algunos bonos corporativos de EEUU se han desplomado recientemente, y varios grandes fondos de bonos han tenido que cerrar. Eso le recuerda a la gente de manera ominosa lo que sucedió en 2007, cuando el desplome del mercado de titulizaciones respaldadas por hipotecas (MBS) llevó luego de manera indirecta al gran derrumbe económico y bursátil de 2008.

Como puede verse a continuación, mientras que últimamente los bonos “grado inversión” se han mantenido bastante estables, el mercado de bonos “alta rentabilidad” viene desplomándose desde el pasado mes de mayo. La caída se ha acelerado recientemente.

 

El culpable aquí está bastante claro: las empresas energéticas, en particular las emisiones más pequeñas y especulativas.

 

Muchas de estas empresas están en el negocio del crudo de esquistos bituminosos, o vinculadas al mismo, y el desplome en los precios del crudo les ha impactado con fuerza.

 

El hecho de que dos fondos de bonos “alta rentabilidad” se hayan visto obligados a congelar los reembolsos y que otro fondo más haya iniciado una liquidación voluntaria les recuerda a los inversores a los dos fondos de MBS “subprime” que congelaron sus reembolsos en 2007. Los inversores no se preocuparon mucho en aquel momento, pero más adelante la podredumbre se extendió a los mercados financieros en general y ya conocemos cómo acabó aquella historia.

En esta ocasión, aunque el temor pueda estar ahí, la realidad es muy diferente. Los bancos y las firmas de inversión tienen posiciones mucho más pequeñas en estos activos, por lo que incluso si esta ola de ventas fuera importante no debería tener las mismas implicaciones que la que tuvo aquella para el conjunto del sistema financiero. Sin embargo, también es cierto que nadie pudo prever entonces todas las vinculaciones y conexiones que atravesaban el sistema financiero: podría ser que esta ola de ventas tenga implicaciones que simplemente aún no somos capaces de anticipar. Por ejemplo, los descensos del precio en estos activos poco líquidos podrían forzar a los inversores a vender más activos líquidos, haciendo bajar fuertemente los precios de las acciones y perjudicando el sentimiento del consumidor.

 

Implicaciones para las divisas: demasiado pronto para decirlo, pero…

¿Cuáles serían las implicaciones de un evento así para las divisas? Por supuesto, es demasiado pronto para decirlo: no estamos aún en ese nivel de desastre. No obstante, los hechos probablemente ya están afectando a los mercados de divisas.

En primer lugar, los acontecimientos que están teniendo lugar en el mercado de los bonos energéticos son malas noticias para todas las divisas vinculadas con la energía, pero probablemente sean negativos sobre todo para el CAD. Se ha dado una estrecha correlación entre el movimiento en el mercado de bonos y el movimiento en el USD/CAD. Por supuesto, esto se debe en gran medida a que ambos están correlacionados a su vez con los precios del petróleo, pero por otro lado la explotación de las arenas petrolíferas canadienses es un proceso de alta tecnología, al igual que el crudo de esquistos bituminosos.

 

En una línea similar, los temores a un descenso en la liquidez del mercado podrían dañar al AUD, ya que podrían crear un ambiente de “evitación del riesgo” que sería especialmente perjudicial para el AUD.

El deterioro de los mercados crediticios de EEUU también podría ser negativo para el USD, ya que ello incrementaría el riesgo en los mercados de EEUU y podría fomentar flujos de salida de capitales. En última instancia, un grave desplome en los mercados de crédito podría hacer que la Fed detuviera el proceso de normalización de las tasas de interés e incluso diera marcha atrás al mismo, lo que definitivamente sería negativo para el USD. Pero esto por ahora pertenece al reino de las conjeturas.

No hemos visto nada comparable en los mercados europeos de bonos, que en cualquier caso están sostenidos por el programa de facilitación cuantitativa del BCE. Por lo tanto, ahora mismo esto probablemente no supone un factor importante para el EUR; en todo caso podría resultar positivo para el EUR si fomentase flujos de entrada de capital en los mercados europeos.

 

Hasta la fecha, no obstante, todos esos impactos son únicamente conjeturas salvo en lo que respecta al impacto sobre el CAD, que ya se está dejando ver en los mercados. Tendremos que esperar para ver si la masacre queda contenida en el mercado de bonos energéticos “alta rentabilidad” de EEUU, o bien si reverbera a través de otros mercados y del sistema financiero en su conjunto. Este es uno de los principales riesgos a vigilar en 2016.

 

Saludos Cordiales

 

Marshall Gittler

Director de Investigación en Inversiones

FXPRIMUS – El lugar más seguro para operar

ABOUT THE AUTHOR: Fernando Valverde Cortes

RELATED POSTS

A %d blogueros les gusta esto: